TecnoXplora » Internet

TIENE MUCHAS VENTAJAS... SI LO HACEMOS BIEN

Así se compra online ahorrando dinero de verdad

Una de las ventajas de las tiendas online es la sencillez del proceso, pero ser compulsivos puede hacer que nos precipitemos en nuestras compras.

Ahorra dinero comprando por Internet

Images_of_Money en Flickr bajo licencia CC Ahorra dinero comprando por Internet

Publicidad

En España estamos lejos de los niveles de compras por internet que otros muchos países, pero ya en 2013 más de 11 millones de personas compraron alguna vez de esta manera, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

La comodidad, el precio y el ahorro de tiempo son los motivos de los españoles para consumir online, además de la facilidad para comparar ofertas y obtener información sobre productos. Y la tendencia es ascendente, ya que cada vez son más (en número y en edad) los que compran “por probar” o “por recomendación”.

De por sí el comercio electrónico es más barato, pero si sigues unos cuantos consejos puedes retener aún más dinero en tu cuenta corriente que los que te ahorras con las ofertas.

1.- Hazte unas buenas listas de deseos

Controlar un poco lo que compramos es el primer paso para no gastar de más. Si no tienes una necesidad imperiosa de adquirir un producto lo puedes dejar en una 'wishlist' para ver cómo evoluciona su precio.

Ya sabes, el mercado fluctúa y tú puedes sentirte con un buen par de zapatos nuevos con un 'click'. Aunque en muchas ocasiones quizá puedas encontrar algo mejor con nuestra selección de webs y apps de segunda mano y consumo colaborativo.

2.- Aprovecha los grandes descuentos

En internet no es como en las tiendas físicas: en cualquier momento puede haber rebajas, ya que la competencia es brutal y todas las webs se ponen las pilas para llevar a las ovejas a su redil.

Los formatos son muchos y cada vez más variados: tenemos ofertas relámpago durante unas horas, ofertas válidas hasta agotar 'stock', cupones descuento, días sin IVA (con alguna publicidad engañosa en algunos casos)... Pero lo más importante es no desesperar y pensar que la que ves es la única oferta que va a existir de ese producto.

3.- Consulta webs de ofertas y cupones

Las webs y apps de cupones con ofertas no siempre te ofrecen productos espectaculares a precios increíbles. En lugar de creerte a pies juntillas todo lo que te ahorras comprueba el precio real en otras tiendas 'online', además de comprobar en los comentarios de clientes que están satisfechos. ¡Nadie da duros a cuatro pesetas!

Como es complicado bucear todos los días buscando la oferta deseada podemos seguir alguna web de ofertas como Ofertitas, en la que se hacen eco de buenas rebajas en las principales tiendas online.

4.- Compara, compara y compara... y cuidado con los gastos de envío

La comparación es la máxima del buen comprador por internet. Incluso cuando estés en una tienda física puedes consultar desde tu smartphone disimuladamente el precio en otras tiendas del producto que tienes delante de tus narices.

Algunos servicios como Google ShoopingPrice Runner pueden hacerte la vida más fácil buscándote rápidamente los precios en distintas tiendas de algo de lo que te hayas encaprichado.

Una vez que le coges el truco puede ser que el gusanillo de comprar por internet te pique con asiduidad. En este momento es cuando tienes que tener cuidado para no dejarte en gastos de envío lo que te ahorras en el precio del producto, por lo que tendrás que fijarte bien en la política de envíos y de devoluciones. Por ejemplo, Amazon tiene un plan Premium anual para los envíos de buena parte de sus productos.

Puedes ahorrarte también un buen dinero eligiendo como forma de pago una tarjeta de crédito que te devuelva un tanto por cierto de las compras que haces. También hay servicios como Fatwallet que te reembolsa un pequeño porcentaje en tu cuenta de Paypal cuando pagas por internet.

Lo último, pero no menos importante, es que la plataforma de pagos sea segura y que el vendedor sea fiable... No vayamos a tener un disgusto en nuestra cuenta bancaria.

Publicidad