Hace apenas unos días os contábamos que los grupos de hackers que trabajan alrededor de los jailbreak del iPhone llevaban bastante ventaja a Apple, porque cuando la actualización 13.5 todavía no había sido liberada ya presumían de tener una forma de romper su seguridad para instalarle todo tipo de apps, mods, hacks, etc. Y esa amenaza se ha cumplido aunque el agujero abierto ha durado escasamente una semana.

Con sus teléfonos expuestos (tal y como lo entiende la propia Apple), era lógico pensar que la primera actualización que publicaría se iba a dirigir justo a cerrar esa amenaza con la que convive el ecosistema de los californianos desde que el mundo es mundo, desde los primeros iPhone de hace más de 12 años, la pugna entre la scene y los de Steve Jobs (entonces) ha sido fraticida, con un toma y daca constante que nos alcanza hasta hoy mismo.

Ahora bien, si las informaciones vistas en los últimos días son precisas, Apple debería ir preparándose para cuando libere iOS 14 en otoño porque la beta filtrada hace meses les está poniendo las cosas bastante fáciles a esos grupos que ya buscan la manera de saltarse las protecciones en el sistema operativo que tendrán los iPhone 12 de este año.

Actualización rápida de iOS

El caso es que los de Cupertino han publicado hace escasas horas una nueva actualización de iOS, la 13.5.1, que apenas ocupa 77 megas y que viene a cerrar esos agujeros de seguridad que permiten a los teléfonos y tablets hacerles el famoso jailbreak. Además de eso, también aprovecha para cortar de raíz algunos problemillas que en las últimas semanas han copado los titulares de algunos medios, por lo que se confirma que estamos ante un update absolutamente centrado en la seguridad.

Nueva versión de iOS 13.5.1 | Tecnoxplora

Si recordáis, hace apenas unos días se conocía un problema grave alrededor de la aplicación de Correo, que tenía una vulnerabilidad con algunos formatos de imagen que podían ser utilizados como caballos de Troya para acceder al terminal y minar datos de todo tipo. Un peligro que los investigadores afirmaron ya había sido explotado por hackers y que los de Tim Cook negaron tener evidencias de que eso hubiera ocurrido.

El jailbreak no es, hasta cierto punto, una amenaza desconocida para el usuario porque para llevarlo a cabo, debe ser él mismo quien realice todas las operaciones para saltarse las medidas de seguridad de su teléfono o tablet. Pero es cierto que una vez que nos adentramos en ese mundo, los peligros puedes acechar por la cantidad de apps a las que tenemos acceso y que no han pasado por los mismos filtros de seguridad que se utilizan, por ejemplo, en la App Store.

Es cierto que existirán usuarios que pongan en duda incluso esas medidas de seguridad de los de Apple, pero por poca que pudiera ser, son sobre el papel más fiables que las fuentes a las que recurren muchas de las apps que se instalan de forma automática dentro de nuestro iPhone o iPad con jailbreak. Sea como fuere, en el momento que instales esta versión 13.5.1 de iOS, esa puerta se cerrará por completo.