Los de Mountain View están cada vez más implicados con la inteligencia artificial y todas las cosas que nos puede ofrecer mejorando nuestro día a día. La función Duplex es una de las más sorprendentes que nos ha brindado en los últimos años la firma. Ya que con ella la inteligencia artificial es capaz de llamar a un establecimiento y entablar una conversación para poder hacer una reserva. Algo que hasta ahora podía hacer tanto en restaurantes como por ejemplo en peluquerías. Hoy hemos conocido que Google ha lanzado también esta misma modalidad para poder comprar entradas de cine, algo que podemos hacer a través de Google Chrome. Os contamos como funcionará, porque de momento no estará disponible en España.

Comprando entradas de cine con la IA

Como ha anunciado Google, la tecnología Duplex ya permite comprar entradas de cine desde el mismo navegador web. En esta ocasión no se trata del mismo proceso que os hemos contado, con el que una voz artificial era capaz de hacer una reserva en un establecimiento. Sino que en esta ocasión todo el proceso se hace en línea, llevándose a cabo a través de la página web mediante la inteligencia artificial de Google. Digamos que el asistente utiliza toda la información que tienen acerca de nosotros y la utiliza para llevar a cabo la compra de las entradas de cine.

Comprando entradas de cine en Google Chrome | Google

Esta función, como Duplex en general, solo está disponible de momento en Estados Unidos, pero en un futuro la disfrutaremos en España. Para utilizarla solo hay que preguntar al asistente de voz de Google que nos informe de la cartelera actual y nos muestre las películas que hay disponibles en cartelera. Una vez hemos elegido la película que queremos ver, solo tenemos que pulsar sobre la opción “comprar entradas” para que el asistente complete de manera autónoma el proceso de compra de las entradas. Esto es algo que puede llevar a cabo con toda la información que posee sobre nosotros, y que previamente le hemos autorizado a utilizar.

Como pueden ser nuestros datos personales, dirección, teléfono y por supuesto los medios de pago que hemos introducido previamente. Con todo eso, Google puede cerrar la compra de las entradas de la misma manera que lo haríamos nosotros. Esto quiere decir que si vamos justos de tiempo, podemos encargarle a Google que nos compre directamente las entradas sin tener que invertir un segundo en ello. De momento en Estados Unidos esto es algo que se puede hacer con más de 70 salas de cine de diferentes cadenas. Un proceso que ahora será mucho más rápido y nos permitirá invertir el mínimo tiempo posible en algo que muchas veces se termina complicando y llevando mucho más tiempo del que sería necesario. A ver cuándo podemos disfrutar de esta interesante característica también en España, nos tememos que falta aún mucho por esperar.