No es la primera vez que, para acceder a una determinada aplicación o poder votar en una encuesta a través de Facebook antes te obliguen a darle un 'me gusta' a una determinada página. Pues bien, Facebook ha decidido poner punto y final a esta práctica.

La compañía de Zuckerberg ha publicado una serie de cambios en su política que afectan directamente a esta práctica que obligaba a los usuarios a unirse a una determinada página de la red social para obtener a cambio acceso a servicios alojados en Facebook como los populares juegos.

Se trata de un movimiento más dentro de una estrategia a través de la cual Facebook pretende lograr que los 'me gusta' de sus usuarios sean lo más sinceros posibles: nada de mendigarlos ni obtenerlos a la fuerza. Así, para  evitar la existencia de este 'spam' forzoso, Facebook ha anunciado que los desarrolladores de aplicaciones que lleven a cabo esta práctica tienen 90 días para hacer que los 'me gusta' obligatorios sean cosa del pasado: a comienzos de noviembre ninguna aplicación de la red social debería obligar a los usuarios a levantar su pulgar antes de acceder a un servicio.

Además, Facebook también ha comunicado que todos los juegos que cobren (obligatoriamente o de forma opcional) a los usuarios deberán informar de ello en la descripción.