Ahora que nos encontramos en plena temporada estival, con millones de turistas desplazándose por todo el mundo, muchos recurren a distintas apps y dispositivos que sean capaces de facilitarnos la traducción de otros idiomas, y al fin y al cabo, la interacción con otras personas de otros países. Con el móvil podemos ya traducir carteles en tiempo real, textos en cualquier lugar, y podemos acceder a otras apps que prometen incluso la traducción simultánea. Pero en este caso nos detenemos en un gadget realmente interesante, que es capaz de facilitarnos la traducción simultánea allá donde vayamos de una manera sorprendente. Se trata de Zero, un nuevo gadget que ha conseguido su objetivo en Indiegogode manera holgada.

Un traductor simultáneo diferente

Hemos visto en los últimos años que el mercado de los traductores simultáneos ha eclosionado, ofreciendo cada vez más dispositivos de este tipo. Xiaomi es una de las marcas que más ha apostado por ellos. En el caso de hoy estamos ante el que aseguran es el traductor simultáneo más pequeño del mundo, ya que como vais a poder ver es similar a una pequeña memoria USB. Este traductor es un complemento para nuestro Smartphone, que integra en su interior todo el hardware de traducción necesario para que las traducciones se produzcan en tiempo real.

Cuenta con un chip especialmente diseñado para este tipo de traducciones simultáneas, y cuando queremos utilizarlo, solo tenemos que sacarlo de la pequeña tarjeta de transporte en la que viene acoplado, para después conectarlo al puerto USB tipo de C de nuestro Smartphone. Una vez introducido, aparece de manera instantánea la interfaz de traducción simultánea en el teléfono. Esta se compone de dos áreas bien diferenciadas, una es en la que se muestran nuestras palabras, las que reconoce el traductor Zero en nuestro idioma, y en la otra mitad se muestra en tiempo real nuestras palabras traducidas a las del otro idioma.

Por ejemplo, queremos hablar con alguien en francés, solo tenemos que conectar el traductor, seleccionar el idioma, si es que no lo hemos asignado antes de manera predeterminada, y comenzar a hablar. Automáticamente nuestras palabras en español se comenzarán a escuchar en francés tras terminar de hablar, por lo que la otra persona no entenderá perfectamente. De la misma manera, cuando la otra persona nos hable en francés, tras sus palabras, las escucharemos de manera automática en nuestro idioma, por lo que sabremos al instante lo que está diciendo, como si de un traductor en tiempo real se tratara.

Desde luego es la panacea para muchas personas que viajan por el mundo y quieren comunicarse prácticamente en cualquier idioma. Este dispositivo puede traducir hasta 36 idiomas de manera simultánea, con 34 acentos diferentes, y sus medidas son muy compactas, de solo 4cm x 1.5cm x 7mm. Por tanto estamos ante un dispositivo de traducción realmente interesante, y que sobre todo es muy fácil de utilizar, ya que en apenas unos segundos podemos estar ya traduciendo en tiempo real con el mínimo esfuerzo. Un dispositivo que además no es caro, cuesta 62 euros, y se entregan en el mes de noviembre.