La firma china ha presentado hoy un nuevo dispositivo de su ecosistema de pequeños electrodomésticos. Se trata de un robot aspiradora, un dispositivo cada vez más presente en nuestros hogares, y que han reducido bastante en estos últimos años su precio. Xiaomi ya es veterana en este tipo de dispositivos, y ahora ha presentado un nuevo modelo para su gama de entrada. Se trata del Xiaomi MIJIA Sweeping Robot G1, con un clásico diseño redondo y que nos ofrece características bastante interesantes a un precio asequible. Un dispositivo que seguramente se convierta en uno de los más populares a la hora de importarlo desde China.

Un aspirador asequible y conectado

Este aspirador es todo un robot que hace uso de la tecnología Xiaomi para hacer un consumo inteligente de agua. Porque sí, es un robot que además puede fregar el suelo. Cuenta con un depósito de 200ml de agua que permite limpiar el suelo de forma inteligente. Porque es precisamente un procesador de última generación de Xiaomi el que se ocupa de no malgastar agua y utilizar solo la necesaria cuando está limpiando el suelo de nuestro hogar. Además, por supuesto es una aspiradora. Cuenta con un potente motor nipón NIDEC, que tiene un poder de succión de 2200Pa.

Xiaomi MIJIA Sweeping Robot G1 | Xiaomi

Gracias a esta fuerza de succión es capaz de absorber partículas muy pequeñas, tanto como el grosor de un cabello. Por supuesto estamos hablando de una aspiradora que puede ser controlada desde el teléfono móvil, como ya es habitual en la firma china. Desde esta app podemos tener una visión bastante fiel de los lugares de la casa por los que ya ha pasado el aspirador. Así nos podemos hacer a la idea mejor del progreso del aspirado que hemos encargado. No solo podemos controlarlo con el móvil a través de la app, sino que también es compatible con comandos de voz gracias al asistente XiaoAI de Xiaomi.

Controlando la aspiración desde el móvil | Xiaomi

Otro aspecto interesante es que se puede sincronizar con las cerraduras inteligentes de Xiaomi. Como es habitual, esta aspiradora se recarga de manera automática cuando la batería está llegando a su fin, acercándose sola a la base de recarga. Lo mejor sin duda de este aspirador es no solo su completa conectividad, sino su precio, que es de 117 euros al cambio, mientras que hay una versión más equipada que tiene un precio de 130 euros al cambio. Un precio realmente bajo si tenemos en cuenta que ya de por sí sería un precio ajustado de no contar con conectividad inalámbrica.

El precio de un aspirador así, conectado con nuestro teléfono, rondaría más los 200 o 300 euros, por lo que estamos sin duda ante uno de los dispositivos más baratos del mercado. Por eso decíamos que se convertirá seguro en un superventas en la importación desde las tiendas chinas.