Viajar a apartamentos vacacionales u hoteles es algo que llevamos haciendo con mucha regularidad durante décadas. Aunque en los últimos años las plataformas online han revolucionado de alguna manera la forma en que gestionamos y contratamos nuestros lugares de vacaciones. También la tecnología ha traído algunos aspectos negativos a estos emplazamientos, ya que son cada vez más los alojamientos en los que se han encontrado cámaras de fotos o vídeo con intenciones un tanto oscuras, que tenían por objetivo grabar a los huéspedes en determinadas situaciones. Este es un riesgo real que podemos vivir en uno de estos alojamientos, por eso nos parece una excelente idea el nuevo dispositivo lanzado en China por Xiaomi.

Es un detector de cámaras espía

Lógicamente si te preocupa el encontrarte con un alojamiento en el que haya este tipo de cámaras sin tu consentimiento tienes dos alternativas. Una de ellas es la de revisar de manera minuciosa la habitación en lugar de potenciales sitios donde encontrar una de estas cámaras, o hacerte con un dispositivo como el lanzado por Xiaomi que hace mucho más fácil esta labor de encontrar las cámaras. El nuevo dispositivo se llama Smoovie Multifunctional Infrared Detector, pertenece a uno de esos fabricantes que forman parte del ecosistema de Xiaomi, y nos permite detectar fácilmente cámaras en cualquier habitación.

El detector de cámaras Smoovie de Xiaomi | Xiaomi

Este tipo de dispositivos existen desde hace tiempo, pero nos llama la atención que la firma china ahora lance uno. En esta ocasión es un dispositivo que cuenta con una batería de litio de 220mAh, que se puede cargar mediante una conexión USB. La batería de este dispositivo puede durar hasta 24 horas de uso ininterrumpido, lo que sin duda es mucho. Tiene dos modos, uno de cámara con esa autonomía y otro de alarma, donde la autonomía aumenta hasta las 72 horas. Solo pesa 34 gramos, y su funcionamiento es extremadamente sencillo para poder detectar las cámaras a nuestro alrededor.

Solo hay que encender el dispositivo, colocarlo en modo escaneo y mirar a través de él en busca de luces infrarrojas que nos puedan desvelar la ubicación de una potencial cámara. Lo que hace este dispositivo es enviar una luz infrarroja de gran potencia que volverá hacia nosotros en el momento de dar con la lente de una cámara. Esto quiere decir que cuando veamos un punto rojo a nuestro alrededor podríamos estar delante de la lente de una cámara, por tanto ante un potencial peligro. El modo alarma vibra cuando nos alejamos de nuestros objetos de valor, de tal manera que sirve para evitar que podamos perderlo por dejarlo en cualquier lugar.

Aunque sin duda su mejor uso es el de detector de cámaras de vídeo o fotos. Con él sin duda podemos ir tranquilos de vacaciones a cualquier lugar, porque si hay alguna cámara allá donde no debería, vamos a poder saberlo al instante. El precio al que se pone a la venta en China es de unos 13 euros al cambio, por lo que bien merece la pena abonar este dinero que sentir la amenaza de una posible cámara de fotos grabándonos.