TecnoXplora » Gadgets

REGALO ESPECIAL CON RASPBERRY PI

Todo lo que necesitas saber para empezar a construir tu propia videoconsola clásica

Aún estás a tiempo de hacer ese regalo especial para los más acérrimos fans de los videjuegos clásicos gracias a la tecnología de Rapsberry Pi y los recursos online

Todo lo que necesitas saber para hacer tu consola retro con Raspberry Pi

Agencias Todo lo que necesitas saber para hacer tu consola retro con Raspberry Pi

Publicidad

Iñigo Merino | @Tehen | Madrid
| 23.12.2016 12:13

¿Aún no sabes qué regalar a esa persona cuyos gustos son desconocidos para ti? Pues te ofrecemos una idea que no dejará indiferente a los aficionados a los videojuegos clásicos que conozcamos.

Gracias al abaratamiento de los componentes informáticos y al auge de plataformas como Arduino o Rapsberry Pi, tenemos la posibilidad de tener en nuestra mano una videoconsola capaz de correr con los juegos de algunas de las consolas más clásicas de la historia como Megadrive, Sega Saturn, PlayStation 1, Snes y muchas más.

Hardware potente y compacto

Lo primero de todo es saber qué tipo de dispositivo vamos a usar. En la actualidad hay diferentes pequeñas placas que contienen la potencia suficiente como para poder correr con emuladores de videojuegos clásicos que pocas veces superan los 32 bits. Si lo que queremos es ir directamente a por el “caballo ganador” y no jugárnosla, Rapsberry Pi 3 modelo B es la solución.

De pequeño tamaño, con una potencia Quad-Core a 1,2GHz y 1 GB de memoria RAM, harás que todos los emuladores vayan como la seda. Por ejemplo: la PlayStation 1 (PSX), una de las consolas más duras de emular, sólo tenía una CPU de hasta 44,1kHz y una RAM central de 2 MB, de forma que Rapsberry Pi 3 tiene la potencia suficiente para poder con ella.

Además, este modelo dispone de un puerto Ethernet, 4 puertos USB 2.0, Bluetooth 4.0 y conectividad Wi-Fi, además de una carcasa donde almacenarla, una toma de corriente y dos mandos clásicos para poder jugar con amigos. Y no, no hará un agujero en nuestros presupuestos mensuales: en total con unos 50-60€ podrás disfrutar del mundo más clásico de los videojuegos.

Pero, ¿qué voy a poder emular?

Aquí viene la mayor cuestión: ¿a qué consolas míticas del mundo de los videojuegos voy a poder jugar en mi nueva 'consola' poco convencional? Depende del software principal que instalemos en nuestro sistema, pero la lista es muy larga. A destacar:

- Amiga

- Apple II

- Atari 2600/5200/7800

- Commodore 64

- Dreamcast

- Game Boy Regular/Color/Advance

- Sega Megadrive

- Nintendo 64/DS

- Neo Geo

- PlayStation 1

- Saturn

- SNES

Y la lista continúa mucho más allá: 3do, Adventure Game Studio, Amstrad CPC, Atary ST/TT/Falcon/Lynx/Jaguar, Colecovision, Daphne, Dragon 32, G&W, Intellivision, MAME, Master System, MSX, PC, PlayStation Portable, Scumm VM, Sega CD, Virtual boy, WonderSwan, Zmachine y ZX Spectrum.

Sólo tendremos que multiplicar todas estas consolas por el enorme catálogo de videojuegos de todas ellas: horas y horas de diversión al alcance de prácticamente todos nosotros con un presupuesto económico ajustado.

Software: emuladores disponibles

El emulador por excelencia para poder jugar a estas consolas en Rapsberry Pi es RetroPie. Ubicado en UK pero desarrollado por usuarios aficionados a los videojuegos de la red, este sistema operativo nos permitirá emular todas las consolas mencionadas anteriormente de forma sencilla. Además de RetroPie necesitaremos instalar RetroArch y RetroZone para completar la 'suite' (ambos destinados a mejorar la eficiencia de los emuladores y a permitir la conectividad de todo tipo de mandos al sistema).

La propia comunidad de Retropie incluye numerosos tutoriales paso a paso para poder instalar el sistema en tu Rapsberry Pi y comenzar a disfrutar lo antes posible de los videojuegos más clásicos de la historia. Sencillo, barato y eficaz.

Publicidad