Cada día tenemos más gadgets, en algunos hogares podemos tener varios móviles, tabletas, ordenadores portátiles, relojes inteligentes. La lista de estos cada día es más extensa, lo que nos recuerda a su vez que nos hemos gastado mucho dinero en contar con todos esos dispositivos. Por ello es muy importante siempre saber dónde se encuentran, y por esa razón es capital saber siempre dónde se encuentran estos dispositivos, por aquello de evitar perderlos y llevarnos el consiguiente disgusto por la pérdida, no solo material, sino también por el desembolso que supone remplazarlo. Para evitarlo, los rastreadores inteligentes están cada vez más extendidos, y Tile es la compañía más destacada en este campo, contando ahora con dos nuevos modelos que nos ofrecen una interesante resistencia al agua.

Nuevos rastreadores inteligentes e impermeables

Estos rastreadores normalmente se acoplan al dispositivo que queremos proteger, para saber siempre dónde están. Tile es el referente en este campo, y ha lanzado un nuevo rastreador inteligente llamado Tile Sticker. Este tiene un tamaño muy reducido, por lo que podemos utilizarlo en todo tipo de dispositivos, por pequeños que estos sean. Lo podemos fijar a cualquier superficie gracias a una pegatina de 3M de enorme agarre, que evita que el rastreador pueda caerse del sitio elegido. Es ideal para colocar en bicicletas, patinetes, o en cualquier otro dispositivo susceptible de ser robado.

Tile Sticker | Tile

El diseño es resistente al agua, por lo que no pasa nada si lo mojamos durante su uso. La batería que incluye tiene una duración de tres años, y el alcance que tiene es de 45 metros. Esto quiere decir que si nos alejamos más de 45 metros del objeto donde se encuentra este Tile Sticker, recibiremos una notificación advirtiendo de que podríamos perderlo de vista. De momento llegan a Estados Unidos, donde se ponen a la venta por 36,99 euros en pack de dos unidades.

Tile Sticker para no perder una cámara | Tile

El otro rastreador inteligente que ha lanzado Tile es el Tile Slim. Este rastreador tiene la peculiaridad de que se tiene el aspecto de una tarjeta de crédito. Por lo tanto es ideal para llevarlo en el bolsillo de una chaqueta a la que le tengamos mucho apego o que nos haya costado bastante conseguir. Su grosor es como el de dos tarjetas de crédito, por lo que es bastante delgada para el uso que le vamos a dar. En este caso contamos con un alcance de 260 metros, lo que sin duda es mucho, y su batería tiene una autonomía de tres años. Además integra un altavoz que puede sonar hasta dos veces más alto que los de anteriores generaciones.

Este nuevo rastreador inteligente llega también al mercado norteamericano, donde se pone a la venta por 27 euros al cambio. La firma también ha renovado sus modelos Tile Mate y Tile Pro. Este último cuenta ahora con un alcance de 120 metros, mientras que el Tile Mate alcanza los 60 metros. Ambos están a la venta también de momento en Estados Unidos por un precio de 31 euros al cambio.