Chromecast se ha convertido en el dispositivo más popular de Google, un gadget que ha transformado el uso que le damos a nuestros televisores, esos que no son Smart TV, y por tanto necesitan de ayuda externa para poder reproducir contenidos desde dispositivos inteligentes. Ya tenemos en el mercado la tercera generación de Chromecast, que junto a la segunda siguen recibiendo mejoras en forma de actualizaciones de sistema, que añaden compatibilidades y mejoran la experiencia de uso. Ahora hemos conocido que Google "cortará el grifo" de las grandes actualizaciones para la primera generación de Chromecast.

El primer Chromecast se queda sin sus actualizaciones más importantes

En los smartphones y demás dispositivos móviles estamos acostumbrados a periodos de soporte y actualizaciones de sistema por parte de los fabricantes de alrededor de los dos años, en algunos casos excepcionales llegando a los tres años. Pero los Chromecast sin duda están disfrutando de periodos muchos más largos. De hecho el primer Chromecast, acumula ya seis años de actualizaciones de sistema, las que entendemos que son las más importantes para un dispositivos, acompañadas de otras que se centran en la seguridad del dispositivo.

LED del Chromecast | Tecnoxplora

En esta ocasión Google ha decidido de dar soporte al primer Chromecast, después de estos seis años, y ya solo enviará a estos dispositivos actualizaciones de seguridad. Ha sido a través de 9to5Google como hemos conocido estos planes de Google. Primero tras observar estos que la versión de firmware del primer Chomecast es más vieja que la de la segunda y tercera generación. Razón por la que decidieron hablar con Google para aclarar esta situación y saber qué va a pasar definitivamente con estas actualizaciones de Chromecast. Desde Google expresaron que están contentos de que el primer Chromecast haya cumplido ya seis años, y que los usuarios sigan disfrutando de él, pero que a partir de ahora lo seguirán actualizando para corregir errores y posibles amenazas de seguridad. Esto quiere decir en realidad que el primer Chromecast seguirá teniendo soporte, pero mucho más limitado que el que venía teniendo hasta ahora. Limitándose estas actualizaciones a la seguridad. Por tanto, no llegarán nuevas funciones o mejoras en el uso del primer Chromecast.

Algo que era de esperar, teniendo en cuenta el amplio periodo de actualizaciones que ha ofrecido Google a su dispositivo, completamente inusual en esta industria, donde con dos años un dispositivo está prácticamente a las puertas de la obsolescencia. Recordemos que Google tiene en el mercado otras dos generaciones del Chromecast estándar, así como una versión Ultra que puede reproducir resoluciones 4K de manera inalámbrica. Este último va a ser un elemento clave para una de las grandes apuestas de Google para el final de este año, como es Google Stadia, su servicio de videojuegos en streaming, que se beneficiará de la capacidad 4K de este dispositivo. Seguramente sea el momento para Google de volcarse con esta versión de su Chromcast y dejar de lado a su modelo original.