TecnoXplora » Gadgets

GRANDES CAMBIOS EN AUTOPILOT

Tesla apuesta todo a su nueva versión: quiere que los humanos ya no seamos necesarios para conducir

La compañía de Elon Musk ha dado un salto: ahora hará que todos sus coches puedan ser autónomos incorporando en ellos la nueva versión de un Autopilot mejorado.

Visión que tendrá el Tesla

Tesla Visión que tendrá el Tesla

Publicidad

Ocho cámaras para tener una imagen en 360 grados de todo lo que rodee al vehículo en 250 metros a la redonda, doce sensores ultrasónicos capaces de encontrar objetos alrededor del coche y un radar para que sea capaz de desenvolverse con lluvia, niebla o polvo en el aire: así es el nuevo ‘hardware’ que Tesla ha anunciado para hacer que sus coches sean autónomos.

El anuncio de la compañía fundada y dirigida por Elon Musk supone todo un salto para que el coche sin conductor sea pronto una realidad generalizada en las carreteras de todo el mundo: todos los coches que fabrique Tesla desde ahora llevarán incorporado todo lo necesario para que sean vehículos cien por cien autónomos.

Junto a este anuncio, la compañía ha hecho público un vídeo en el que se puede ver desde el interior de uno de sus modelos cómo funciona exactamente su complejo sistema. Las cámaras y sensores, procesados por un equipo 40 veces más potente que el del anterior Autopilot, envían la información al ordenador de a bordo del coche para que éste controle la dirección y responda a cualquier contratiempo.

El volante se mueve solo, como por arte de magia. En el lugar del piloto hay un supuesto conductor sentado que, a la hora de la verdad, no conduce nada: en realidad, y tal y como se advierte al comienzo del vídeo, se trata de la persona que debe ir sentada ahí a día de hoy por razones legales.

No obstante, aún queda tiempo para que ver esta escena en nuestras carreteras sea una realidad. Si bien Tesla está preparando ya su desembarco en España, el ansiado Model 3, que también incorpora este complejo sistema, está ya agotado y la legislación aún debe recoger la llegada del coche autónomo.

Publicidad