TecnoXplora » Gadgets

PROPUESTA EN KICKSTARTER

Un teclado de cristal digno de la Cenicienta

Hay teclados para todos los gustos, pero todos los gustos coincidirán en que este es bonito de verdad: uno de cristal

Teclado de cristal Bastron

Bastron Teclado de cristal Bastron

Publicidad

El mundo de los periféricos es tan amplio como la imaginación de cada ser humano. Desde aquí te hemos ido enseñando cada semana el infinito universo de gadgets a cada cual más soprendente: fundas de teclados con emojisratones en forma de anilloteclados inspirados en R2D2.

Ahora el Glass Keyboard de Bastron se une a la fiesta de los teclados molones: es un elegante teclado hecho de cristal que será perfecto para aquellos a los que den mucha importancia al diseño de sus complementos.

La verdad es que es bonito. Sus acabados en aluminio con toques dorados le dan, además, un aire de distinción.

Y no solo es eso: además de su aspecto tiene versatilidad, porque lo podrás acoplar a cualquier ordenador, independientemente del sistema operativo que usen aunque lo cierto es que, según sus características, parece más indicado apara ordenadores Windows, a pesar de que en sus imágenes promocionales aparezca junto a un Mac. De hecho, el teclado se conecta a tu dispositivo mediante un puerto USB y es compatible con Windows, Mac y Android.

El Glass Keyboard es realmente una pieza de cristal con forma de teclado que cuenta con un sistema de retroliluminación. Este mecanismo es el que proyecta las teclas sobre el cristal para hacer aparecer, como por arte de magia, los números, letras y símbolos de un teclado tradicional.

Teclado de cristal Bastron

Para que no todo sea tan monocromático, los chicos de Bastron han querido darle un poco de color al asunto y las teclas pueden aparecer en rosa o en azul, según el gusto del consumidor, es decir, tú.

El tamaño de este teclado viene a ser como el de uno tradicional, aunque uno de sus puntos fuertes es su grosor, que apenas supera los cinco milímetros. Lo que el fabricante no especifica es su peso, pero a juzgar por su tamaño no parece que sea especialmente pesado de trasportar.

Además, el Glass Keyboard tiene la ventaja de que también puede ser usado como trackpad, por lo que no necesitas tener ratones ni ningún otro tipo de accesorios. Con varios dedos y gestos puedes usar la superficie del teclado para moverte por la pantalla. Vamos, un dos en uno. Eso sí, procura tener los deditos bien limpios o una mopa cerca para tener tu teclado como los chorros del oro.

¿Lo malo? Que no es ningún regalo, ya que cuesta unos 190 euros.

Publicidad