TecnoXplora » Gadgets

RELIQUIAS TECNOLÓGICAS QUE YA NO TIENEN SENTIDO

Seis accesorios tecnológicos que han desaparecido (o desaparecerán muy pronto)

¿Te acuerdas de cuando usábamos diskettes? Qué tiempos tan locos, ¿eh?

Disquetes, una reliquia del pasado

Agencias Disquetes, una reliquia del pasado

Publicidad

La tecnología avanza a una velocidad que casi no podemos ni asimilar. Los aparatos que hace diez años nos resultaban imprescindibles ahora seguramente ya ni los usemos, y hoy hemos querido traerlos al recuerdo.

Podríamos hacer una lista de aparatos tecnológicos que ya no usamos (walkman, tocadiscos, calculadora, busca...), pero no tendría demasiado sentido, ya que la mayoría han sido sustituidos por otros que, simplemente, están más evolucionados. Hoy hemos decidido traer accesorios tecnológicos que han desaparecido o desaparecerán muy pronto, básicamente, porque su función no tiene sentido.

1.- Diskette. ¿Te acuerdas de los diskettes? No hace tanto tiempo, ¿eh? Si te pones a pensar, qué hará desde que dejamos de usarlos... ¿15 años, como mucho? Por aquel entonces los diskettes eran el salvavidas para toda aquella información que queríamos llevar de un sitio a otro. La mayoría recordamos los trabajos del instituto o la universidad, pero sus impresionantes 1,4 megas de capacidad también servían para fotos, programas o incluso videojuegos (sí, acuérdate: ahí cabían videojuegos).

2.- Cámara de fotos compacta. Seguramente fue uno de los mejores inventos de aquellos años hasta que dejaron de usarse (hace mucho menos tiempo del que piensas). Las cámaras de fotos compactas fueron una auténtica revolución: en primer lugar, porque acabaron con los grandes soportes fotográficos; en segundo lugar, y mucho más importante, porque llevaron el mundo de la fotografía al mundo digital. Y ofrecían cierta calidad, por cierto. Con el tiempo las fuimos sustituyendo por las cámaras réflex semiprofesionales y, finalmente, por la tecnología que ha acabado definitivamente con las cámaras compactas: el smartphone.

3.- Impresora. Sí, ya sé lo que estás pensando: “Oye, pues yo en mi casa sigo teniendo una impresora”. Vale, pero la pregunta es: ¿la usas? ¿Realmente imprimes algo con ella? A día de hoy, el uso de las impresoras se ha reducido a la mínima expresión: más allá de documentos oficiales o papeles de obligada impresión, nadie las usa a nivel doméstico. Incluso los trabajos académicos ya se han pasado al formato digital.

4.- Lector de CD. Te planteamos la misma pregunta que con la impresora: sí, tu ordenador tiene un lector de CD, pero, ¿lo usas? De hecho, Apple fue el primer fabricante que con los Macbook Air y sus últimos iMac decidió dar el paso y eliminar la ranura del lector. Si tienes una, segura que ni la usas. Y si la usas... ya me contarás cuánto tardas en dejar de hacerlo.

5.- Disco duro externo. Otro en la misma línea. Pese a que los ordenadores cada vez tienen más capacidad, casi todos seguimos teniendo discos duros externos. Sin embargo, piénsalo: plataformas como Gmail, Google Drive, Dropbox, Mega... te ofrecen varios gigas de almacenamiento sin necesidad de que les pagues un duro. Si a eso le sumamos que muchas de las cosas que solíamos guardar en los discos duros ya se pueden ver online, ¿de verdad crees que vas a seguir usando el disco duro externo durante mucho tiempo?

6.- Ratón. Sí, todos tenemos un ratón. ¿Todos? Bueno, quizá antes tendríamos que diferenciar entre ratón y puntero. Si nos referimos al mero accesorio físico, al ratón como tal, cada vez lo usamos menos, ya que todos tenemos un ordenador portátil, pero no todos uno de sobremesa. Y si nos referimos al puntero virtual, pues sí, lo seguimos usando en los portátiles, pero... ¿y las tabletas? ¿Y los smartphones? Si te paras a pensar, ¿te atreves a calcular la velocidad a la que baja tu consumo del portátil y aumenta la del móvil?

Publicidad