Los ordenadores de sobremesa y los teléfonos móviles nunca se han llevado bien. Tradicionalmente conectar el teléfono al ordenador ha sido algo poco productivo y bastante desesperante. La brecha se ha reducido bastante con la nube y la sincronización de contenidos. Pero cuando se trata de utilizar nuestro móvil como un ordenador de sobremesa no hemos avanzado demasiado. Solo algunos fabricantes como Samsung, LG o Huawei han facilitado a sus usuarios modos de escritorio para utilizar sus móviles como un ordenador de sobremesa. Ahora eso podría ser incluso más fácil en el futuro con un nuevo segmento de dispositivos que está a punto de llegar al mercado.

Monitores portátiles, el nuevo accesorio para nuestro móvil

Los monitores de ordenador normalmente cuentan con conectores HDMI, VGA, y a veces con ciertos adaptadores podemos utilizarlos de una manera más o menos sencilla con nuestro móvil, proyectando su pantalla en una superficie más grande. El problema es que esto muchas veces no está bien optimizado y la experiencia no es satisfactoria. Ahora hemos conocido gracias a ETNews que los gigantes de la tecnología coreanos, tanto Samsung como LG, están trabajando en unos nuevos dispositivos que podrían reducir al mínimo esta brecha en el futuro. Tanto que se trata de monitores portátiles que podemos conectar a nuestro teléfono de forma inalámbrica. Aunque también podremos hacerlo a través de cables.

Samsung Dex | Samsung

La idea es que sea una pantalla con una buena resolución y un tamaño suficiente como para poder utilizar nuestro smartphone como un ordenador de sobremesa. Aprovechando por ejemplo la potencia de nuestro móvil para poder trabajar con él en una pantalla más grande. Estos fabricantes aprovecharían también el nuevo modo escritorio introducido por Google en Android, que nos permite disfrutar del sistema operativo como si fuera un ordenador de sobremesa, de una forma similar a como lo hacemos por ejemplo en un ordenador con Windows 10. El dispositivo de Samsung se llamaría DeXbook, y tendría una pantalla de 14.1 pulgadas, similar a la de un ordenador portátil, con resolución Full HD. Para no depender de enchufes, esta contaría con una batería integrada de 10000mAh, con un peso de solo 600 gramos. De esta manera podríamos llevar con nosotros la pantalla y trabajar con el móvil en cualquier lugar.

Solo tendríamos que conectar periféricos a nuestro móvil, incluso a este monitor portátil, a través de la conectividad USB, siendo compatible cualquiera con el sistema operativo de Google. Por su parte LG tendría otro modelo, este con una batería más pequeña de 5000mAh y el mismo tamaño de pantalla, que se denominaría “CloudTop”. El precio de estos monitores se moverá entre los 300 y 400 euros, y se espera que se lancen durante el segundo trimestre de 2020. Sin duda un dispositivo muy interesante para poder convertir nuestro móvil en el futuro en todo un ordenador de sobremesa, algo que tiene mucho sentido y que en el futuro podría tener un gran recorrido en el mercado, donde las pantallas portátiles de momento son muy escasas y difíciles de configurar para la mayoría de usuarios.