AKG es una de las firmas de audio de alta fidelidad más prestigiosas del mundo, una compañía que ahora es propiedad de Samsung. Hace poco, con el lanzamiento de los Samsung Galaxy Buds+ junto a los Samsung Galaxy S20 Ultra, la firma ponía en el mercado su última apuesta de los auriculares de botón, y ahora hace lo propio con su firma AKG. Con la presentación de los nuevos AKG N400. Unos auriculares que cuentan con una función que se ha echado de menos en los Buds+. Unos auriculares que no solo presumen de gran diseño, sino también del mejor sonido de alta fidelidad posible en un dispositivo de este tamaño.

Características de los nuevos AKG N400

Estos nuevos auriculares llegan con un precio más elevado, pero a cambio nos ofrecen unas características más avanzadas que en modelos anteriores. Estos llegan con unos drivers de 8.2mm, así como con un gran número de almohadillas para adaptar su forma a nuestros oídos y que la escucha sea lo más cómoda posible. Estos llegan con una autonomía de hasta seis horas, lo que está muy bien para unos auriculares tan pequeños. A esta autonomía podemos añadirle otras seis horas gracias a la funda con la que cuentan, con batería integrada. En el caso de utilizar la cancelación de ruido la autonomía desciende a las cinco horas.

AKG N400 | Samsung

Con solo 10 minutos de carga podemos conseguir hasta una hora de reproducción ininterrumpida. Además la funda se puede cargar sin cables, por lo que si la dejas sobre la espalda de tu Samsung Galaxy S20 podrás cargarlo sin cables. La cancelación de ruido se basa en dos micrófonos por cada uno de los auriculares. Podemos controlar el nivel de cancelación de ruido desde la app asociada a estos auriculares denominada Ambient Aware. En el caso de que queramos escuchar qué suena a nuestro alrededor y salir de la cancelación de ruido, solo tenemos que pulsar sobre el auricular izquierdo.

AKG N400 | Samsung

Esta cancelación de ruido también es básica cuando hacemos una llamada, ya que la otra persona nos puede escuchar con total claridad, a la misma vez que nosotros también disfrutamos de una conversación sin ruido. Pulsando sobre el auricular derecho podemos saltarnos pistas de audio o responder llamadas, mientras que deslizando el dedo por esta superficie podemos subir o bajar el sonido de los auriculares. Son compatibles con los asistentes de voz Siri, Google Assistant o Bixby de Samsung.

Una característica con la que no contaban los Galaxy Buds+ era la resistencia al agua. En este caso podemos sumergirlos hasta 30 minutos en un metro de profundidad. Por tanto estamos ante unos auriculares que mejoran en características a los Buds+ y que no son excesivamente caros. De momento se han mostrado en la web coreana de Samsung por un precio de unos 170 euros al cambio. Están disponibles en color negro, plata o azul. Sin duda una excelente alternativa a los AirPods, que nos atreveríamos a decir que son garantía incluso de un mejor sonido.