En los últimos años los wearables se han convertido en dispositivos al alcance de prácticamente cualquier persona, podemos encontrarlos de marcas destacadas por un coste muy asequible, y son capaces de recolectar nuestra actividad física con suma facilidad. Hemos visto grandes avances relacionados con la salud en este segmento, como el electrocardiograma del Apple Watch. Ahora Samsung toma la delantera con una función innovadora, como es la que nos permite medir nuestra presión arterial con el propio reloj inteligente. Algo que ya pueden hacer los relojes Galaxy Watch de Samsung, o al menos uno de sus modelos más recientes.

Convierte tu reloj en un tensiómetro portátil

El tensiómetro es un aparato presente en muchos hogares españoles, sobre todo en aquellos donde residen personas mayores o con problemas de hipertensión. Pues bien, ahora Samsung ha anunciado que su smartwatch Samsung Galaxy Active2 va a poder medir la presión arterial de los usuarios desde el propio reloj, de la misma manera que suele detectar el ritmo cardiaco. Una función que ha sido aprobada por el Ministerio de Seguridad Alimentaria y Farmacéutica de Corea del Sur (MFDS) como un Software de Dispositivo Médico (SaMD). Por lo tanto tiene toda la fiabilidad como para tomar sus resultados como fiables.

Este es sin duda un gran paso dentro del segmento de la salud doméstica, donde cada vez va a ser más sencillo poder complementar nuestras actividades con un seguimiento certificado por las autoridades sanitarias. Este nuevo método de medición en el Samsung Galaxy Active2 necesita eso sí, de un tensiómetro para poder calibrarlo. Esto quiere decir que necesita una lectura base con un tensiómetro tradicional para poder empezar a hacer las lecturas correctas. Tal y como se muestra en el vídeo desvelado por Samsung, será necesario hacer una primera lectura, e introducir los resultados en la aplicación del reloj Galaxy.

Una vez que se tiene este punto de partida, el reloj lo tiene en cuenta para dar un resultado en las sucesivas mediciones realizadas por el smartwatch. A partir de ahí las lecturas son tan precisas como la de un tensiómetro tradicional, con la comodidad añadida de tener el dispositivo siempre disponible en nuestra muñeca. Por lo tanto hablamos de un software que será capaz de aportar información fiable acerca de nuestra tensión arterial. Algo muy importante en personas con problemas de hipertensión, que con la ayuda esta nueva función va a poder llevar una vida más saludable, manteniendo a raya su presión arterial.

La calibración con el tensiómetro se deberá realizar cada cuatro semanas, para que no sea lo más eficaz posible. Según Aejong Jay Yang, SVP corporativo y jefe del equipo de salud, Mobile Communications Business en Samsung Electronics "La aplicación Samsung Health Monitor tiene el potencial de ayudar a millones de personas en todo el mundo que se ven afectadas por la presión arterial alta (…) Este es uno de los muchos ejemplos de cómo Samsung está integrando su mejor hardware en su clase con las últimas innovaciones de software para innovar las experiencias móviles".