Hay veces en las que tenemos un dispositivo cualquiera (un iPad Air de tercera generación, por ejemplo) y de vez en cuando detectamos pequeños errores técnicos que creemos que son normales. Unos pequeños flickeos (parpadeos) de pantalla, algún que otro momento en el que se queda en blanco, pero por regla general no dejamos de usarlos en nuestro día a día pensando que se acabará quitando. Pero no.

El problema es que todos esos errores no ocurren de forma esporádica y afectan a una buena cantidad de usuarios que se han quejado a la compañía a lo largo de los últimos meses. Tened en cuenta que el iPad Air de tercera generación llegó a las tiendas hace justo un año, con un nuevo modelo que aumentaba la pantalla desde las 9,7 pulgadas hasta las 10,5. Fue el primero que modificó las medidas originales del primer iPad que aterrizó en el mercado en 2010.

Tal vez por tratarse de un panel no probado (si obviamos el modelo Pro que contaba con una pantalla diferente) hasta ese momento, Apple no midió los problemas que iba a provocar y que han desembocado en la puesta en marcha de un programa completo de soporte que cubre a todos los usuarios que sufran estos problemas de flickeos y pantallazos en blanco.

¿Qué iPad están afectados?

El programa que Apple ha puesto en marcha afecta a todos los dispositivos que se fabricaron entre marzo y octubre de 2019. Es importante poner el acento en la palabra fabricados, que no vendidos, porque dependiendo del establecimiento en el que lo compramos podríamos haberlo adquirido en diciembre y estar sujeto a este programa de soporte. Lo fundamental es que verifiquéis con Apple el número de serie de vuestro iPad para concretar si está o no dentro de esa garantía especial.

iPad Air de tercera generación | Apple

Si notáis que la pantalla del tablet vibra, o sufre pequeños parpadeos o, en su fase más grave, se queda completamente en blanco, no debéis perder el tiempo y correr a solicitar una cita en una Genius Bar de cualquier Apple Store, para que lo vean y lo arreglen. En caso de que no dispongáis de un establecimiento físico de los de Cupertino cerca de vuestra casa, entonces todas las gestiones tendréis que realizarlas de forma online, o a través de un SAT autorizado, a través de la página web. Aunque Apple avisa de que, antes de realizar ninguna reparación, uno de sus expertos tiene que examinarlo.

Por cierto, es importante decir que si vuestro iPad Air de tercera generación sufre estos problemas y tiene algún desperfecto como que la pantalla está rota (mejor dicho, el panel táctil exterior), antes de que el programa de soporte se ponga en marcha tendréis que reparar esa rotura, lo que podría suponer el desembolso de una cantidad que, dependiendo de la envergadura de la reparación, podría encarecer todo el proceso.

Si una vez verificado todo lo anterior, tu iPad Air 3 de tercera generación es uno de los elegibles para formar parte del programa, recuerda realizar una copia de seguridad en iCloud (o en un ordenador) por si durante el proceso de reparación el tablet es borrado por completo. Ya os avisamos que esta precaución la toman los de Cupertino por si en el transcurso de los trabajos hay algún problema y se pierden datos, pero en la mayoría de las ocasiones el dispositivo reparado acaba funcionando tal y como lo dejamos en el servicio técnico.