En estos días de calor sofocante, la casa puede convertirse en un auténtico horno, por lo que cualquier plan al aire libre siempre es bienvenido. Y si algo a muchos nos lleva directos a nuestra infancia es el cine de verano. Algo que en su momento solo se podía disfrutar en los cines de algunos barrios, pero que hoy gracias a la tecnología existente podemos disfrutar en cualquier lugar. Tanto si tienes un buen jardín como si quieres montar un cine de verano en un patio comunitario, hacerse hoy en día con un buen proyector es mucho más barato que hace unos años, y permite disfrutar de ellos a muchas más personas. Buenos ejemplos son los que os traemos a continuación.

Proyector DIDAR Mini Portátil Wifi

Empezamos por el más caro de todos, porque cuenta con una característica que le diferencia del resto de proyectores de su precio, o algo más baratos. Y es que cuenta con conectividad Wifi, esto es algo clave para poder utilizar el proyector sin cables, de manera mucho más sencilla. Gracias a la conectividad Wifi podemos enviar contenidos desde nuestro teléfono al proyector de manera inalámbrica.

Hasta 170" de pantalla | DIDAR

Además cuenta con AirPlay, por lo que los iPhone pueden enviar contenidos de todo tipo, como series desde apps de streaming al proyector. Además cuenta con una buena resolución Full HD de 1080p, algo que sin duda vamos a notar mucho. Tiene una luminosidad de 3500 lúmenes, mientras que la lámpara tiene una vida útil de 50.000 horas. Cuenta con puertos USB, HDMI o VGA, así como ranuras para reproducir contenidos desde una tarjeta microSD. También tiene altavoces integrados. Por último y más importante, puede proyectar pantallas de hasta 170”. El precio ronda los 100 euros.

Mini proyector Elephas

Este proyector también es de tamaño muy compacto, nada que ver con los que estamos acostumbrados. Tiene un precio más ajustado, y en este caso cuenta también con resolución Full HD de 1080p, así como un poco más de luminosidad, 3.800 lúmenes, una vida útil de la lámpara de 50.000 horas.

Mini proyector Elephas | Elephas

No le faltan puertos de todo tipo, como HDMI, VHA, USB o ranura para tarjetas microSD. La gran diferencia con el modelo anterior es que no tiene conectividad Wifi, por lo que los contenidos deben reproducirse desde alguno de estos puertos, ya sea con memorias USB o desde otros dispositivos conectados mediante cable. Cuenta también con altavoces integrados, y la pantalla máxima que puede proyectar es de hasta 180”. Su precio es inferior a los 80 euros.

Proyector mini DR.Q

Este es el modelo más barato de los tres, solo cuesta 60 euros, un precio irrisorio, cuando un proyecto similar hace una década nos hubiera costado entre los 300 y 600 euros. Sus dimensiones son también bastante compactas, y la diferencia de este modelo es que no cuenta con conectividad inalámbrica.

Proyector mini DR.Q | DR.Q

A pesar de ello, la resolución es Full HD a 1080p, y tiene una luminosidad de 3.800 lúmenes. La pantalla que puede proyectar es de hasta 180”, mientras que también cuenta con numerosos puertos para cargar los contenidos desde ellos. Lo mejor es que ocupa poco espacio y además pesa muy poco, y por supuesto, su precio tan ajustado.