Apple tomó hace algunos años una decisión que está siendo clave para comprender el éxito de sus relojes inteligentes, y no es otra que su obsesión por centrarse en las cuestiones que tienen que ver con la actividad física y la salud. Solo con ese sutil cambio de estrategia respecto de los primeros modelos del dispositivo (allá por 2015), le ha servido a los de Cupertino para convertir a su wearable en el más vendido del planeta, con mucha diferencia respecto de cualquier otra marca y modelo.

Pero desde la empresa de la manzana quieren más, y ahora buscan fidelizar a sus usuarios de iPhone y Apple Watch, además de dar la oportunidad a otros negocios de beneficiarse de ese éxito trabajando alrededor de un programa de incentivos que acaba de hacerse público para algunos gimnasios en EE.UU. Como sabéis, en aquel país es donde realizan muchas de las pruebas de laboratorio que más tarde exportan a otros países, aunque en este caso es muy posible que tardemos en verlo llegar a nuestras fronteras.

Recompensas y descuentos con el Apple Watch

Este nuevo programa auspiciado por Apple abre la puerta a cualquier gimnasio a colaborar con la marca con el objetivo de servir de reclamo a nuevos clientes que tengan un iPhone y un Apple Watch. Para ello, deben cumplir con una serie de requisitos que, en apariencia, no son demasiado exigentes: contar con aplicaciones desarrolladas para iOS, que dispongan de un sistema para rastrear entrenamientos, aceptar como método de pago Apple Pay y presentar un programa de descuentos, recompensas o incentivos a los usuarios que se apunten.

Apple Watch Series 5 | Apple

No penséis que estamos hablando de una promoción vacía, o que solo servirá para que los usuarios con Apple Watch vayan a esos gimnasios sin más. En la información del programa de negocios adscritos a esta iniciativa de los de Cupertino se especifican descuentos de hasta 4 dólares (3,6 euros al cambio) a la semana en el pago de las cuotas, siempre que se superen unos niveles mínimos de actividad previamente fijados.

Porque el objetivo de este Apple Watch Connected no es tanto que todo el que tenga un Apple Watch pague menos por ejercitarse en un gimnasio, sino que demuestre una actividad física, un esfuerzo, una consecución de objetivos que le permitan seguir aprovechando las ventajas de comprar los dispositivos de Apple. De ahí que uno de los requisitos que deben presentar esos establecimientos es contar con un sistema capaz de monitorizar y confirmar que el ejercicio que está realizando cada cliente es cierto.

Precisamente, será la empresa Orangetheory Fitness la encargada de implementar todo el sistema informático y tecnológico necesario para los locales que se unan al programa Apple Watch Connected, y según sus responsables, tendrán todo terminado a lo largo de este año 2020. Es más, esta misma semana abrirán los dos primeros centros en Manhattan, donde los usuarios del reloj de Apple podrán empezar a recibir descuentos y ofertas con cada nueva pedalada, abdominal o carrera que se peguen. Todo con el objetivo último de disfrutar de una vida más sana y saludable, algo que, como antes os comentábamos, Apple persigue desde hace tiempo con sus smartwatch.