Los ordenadores portátiles ya no son ese raro espécimen que solo algunos afortunados disfrutaban cuando estaban lejos de casa o de la oficina. Hoy el ordenador portátil se ha convertido en toda un dispositivo de primera necesidad para muchos usuarios, tanto profesionales como domésticos. Esto quiere decir que muchos usuarios ya no se compran un ordenador de sobremesa para utilizarlo en casa, sino que el portátil es el único dispositivo que utilizan tanto en casa como lejos de ella. Y es algo lógico, porque un portátil como el que nos ocupa hoy es el dispositivo perfecto para entretenerse o trabajar, con la misma potencia o más que un ordenador de sobremesa. El Huawei MateBook D 15 nos ofrece todo eso además en un envoltorio atractivo, bonito, ligero y muy delgado.

Un portátil que entra por los ojos

Sin duda es un portátil muy atractivo, empezando por su acabado metálico, sobre todo en estas versión de color plata pulido que le da un toque muy sofisticado. Nos ha encantado tanto su peso como su perfil ultra delgado. Porque este es un portátil que puedes coger fácilmente con una mano, tanto cuando está abierto como cerrado. Pesa muy poco para todo lo que ofrece, solo 1,53 kilos.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

Por lo que es perfecto para llevarlo a cualquier ligar. Su perfil máximo es de solo 16,9mm, por lo que nos llega ni a los dos centímetros. Nos ha gustado mucho este aspecto del portátil, porque te invita a llevarlo a todas partes y cogerlo como si se tratara de un dispositivo mucho menos frágil, por su peso tan limitado.

Ergonomía y experiencia de uso

Es un portátil muy cómodo de utilizar, primero porque su teclado es de gran calidad. No suena demasiado, tiene el tacto justo y perfecto para poder escribir durante muchas horas sin cansar nuestros dedos. Y además la superficie disponible más allá del teclado es lo suficientemente grande como para poder reposar las manos mientras escribimos, lo que redunda en una gran comodidad. El Touchpad también aprovecha este espacio y tiene un tamaño bastante grande, por lo que la libertad de movimientos que aporta a nuestros dedos es destacable.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

Hay dos aspectos que nos han llamado mucho la atención de este dispositivo. Uno de ellos es la cámara de fotos, que no tiene nada que ver con lo que hayas visto antes. Para empezar, no se encuentra encima de la pantalla, que sería lo normal, sino que se ubica integrada en una tecla, si, como lo estás leyendo. Una tecla situada en la parte central superior, que el pulsarla se convierte en una cámara de vídeo emergente de 1 megapíxel. De esta manera evitas que un hacker pueda tomar el control de tu portátil y pueda grabarte. Solo estará activa cuando esta se asome del teclado por la acción de nuestro dedo.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

Otro de los aspectos destacados es el lector de huellas, que a la vez es el botón de encendido y apagado, lo tenemos en la parte derecha superior, junto al teclado. Es muy discreto, con el mismo color y acabado que el resto del portátil, y nos permite acceder al instante con solo reposar el dedo sobre esta zona del portátil. Sin duda dos características del portátil que nos parece muy acertadas para no echar de menos en absoluto un sobremesa.

Pantalla panorámica y con bordes muy delgados

Su pantalla sin duda es uno de los aspectos más destacados. Porque es donde radica una de las facetas más atractivas de este portátil. Cuenta con una pantalla de 15,6 pulgadas con una resolución Full HD, que ocupa prácticamente el 90% del frontal, por lo que los bordes son muy delgados. Esta pantalla es panorámica, con una relación de aspecto 16:9, lo que le convierte en el soporte perfecto para poder ver películas o series en su formato original.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

Tiene un excelente brillo de 250 nits y un contraste de 800:1. Nos ha gustado mucho que se ve muy bien desde distintos ángulos, y que es antirreflejos, por lo que es perfecta para poder utilizarla a plena luz del día. Una pantalla en la que caben muchos iconos y contenidos, y que te va a sorprender mucho si no estás acostumbrado a las pantallas ultra panorámicas en un portátil.

Hardware bastante potente

Lo primero que debemos destacar de este portátil de Huawei es que se trata de un dispositivo bastante potente, porque no vas a echar de menos tu sobremesa en ningún momento. Tenemos un procesador AMD Ryzen 5 3500U que nos ofrece un gran rendimiento, por encima incluso que su competidor más directo, los Intel Core i5. Por tanto es un portátil que se desenvuelve con total soltura en diferentes situaciones. Tanto si estamos trabajando en un entorno ofimático, editando vídeo o imágenes, o disfrutando de nuestros contenidos favoritos, cuenta con la potencia suficiente para hacerlo todo sin despeinarse. Hemos trabajo con él y desde luego se ha mostrado como un verdadero ordenador todo terreno, con el que puedes hacer prácticamente cualquier caso con garantías.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

También puedes jugar a muchos de tus juegos favoritos con total solvencia, algo a lo que contribuye su tarjeta gráfica integrada Radeon Vega 8, aunque lógicamente podría dar mucho más de sí en este aspecto. La unidad que hemos probado cuenta con una memoria RAM de 8GB, así como con un disco sólido SSD de 256GB. Con esta RAM podemos movernos sin mayor problema por la multitarea con diferentes programas y aplicaciones. Mientras que la unidad SSD nos ofrece una rápida transferencia de archivos, tanto al escribirlos como al leerlos. Y por supuesto tenemos un inicio o un reinicio del sistema inmediato, algo de agradecer y que nos permite ponernos en marcha en un instante. De hecho con esta velocidad de inicio casi es más práctico apagar y volver a encenderlo que suspender el sistema.

Conectividad, batería y multimedia

Otro de los aspectos a destacar sin duda es el de la conectividad. Porque es un portátil que viene con multitud de conectores, y que no necesita que contemos con adaptadores para diferentes cables, ya que estos conectores son de diferentes estándares. De hecho cuenta con un conector USB tipo A 3.0, dos USB tipo A 2.0, un USB tipo C, a través del que se carga, un conector HDMI y uno para los auriculares.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

Tiene un gran sonido, de hecho sus dos altavoces nos permiten contar de un sonido envolvente cuando disfrutamos de nuestros contenidos favoritos. La batería tiene una capacidad de 42Wh, y cuenta con carga rápida que puede obtener el 57% de la carga en solo 30 minutos. No es un portátil que destaque por su autonomía, pero desde luego no defrauda. En nuestro caso hemos podido disfrutarlo encendido entre las tres horas y media y cuatro, lo que está muy bien para un dispositivo de este tipo, con la potencia que atesora. Mención aparte merece el cargador con el que cuenta este dispositivo, ya que nos permite cargar el móvil y otros muchos dispositivos a gran velocidad.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

Huawei Share

Sin duda uno de los aspectos que diferencian a los MateBook de su competencia, y que se convierte en el complemente perfecto para los usuarios que cuentan con un móvil de Huawei. De hecho solo tienes que acercar tu teléfono de esta marca a la zona resaltada en el cuerpo del portátil, junto al teclado, y tener activado el NFC en el móvil, para poder ver y manejar la pantalla del móvil desde el propio ordenador. Una manera sencilla de poder controlar tu móvil sin tener que desviar la vista de la pantalla.

Conclusión

Sin duda estamos ante un portátil que nos ofrece una excelente relación de calidad y precio. Porque por 699 euros obtenemos sensaciones de un portátil mucho más caro. Sin duda destacamos su ligereza y su delgadez por encima de otros aspectos. Pero también nos han parecido excelentes su rendimiento y el tacto de su teclado.

Huawei MateBook D 15 | Huawei

En el aspecto negativo, nos hubiera gustado contar con una autonomía mayor, y con algo más de potencia gráfica. Pero evidentemente no se consigue un precio tan competitivo sin sacrificar algunos aspectos. Un portátil que entra por los ojos y que tiene soluciones muy originales y prácticas como la de su cámara de fotos escamoteable en el teclado. En definitiva, un portátil práctico, ligero y perfecto para cualquier tarea cotidiana a un precio razonable.