Desde los años 50, pero sobre todo en los años 70 y 80, las cámaras de fotos instantáneas de Polaroid fueron el gadget preferido por los amantes de la fotografía casual. Era inconcebible para muchos de nosotros que na fotografía pudiera verse en solo unos minutos impresa, sencillamente magia. Estas cámaras cayeron en el olvido con la llegada de las cámaras digitales y los smartphones, pero una vez más la nostalgia ha hecho su trabajo y ha permitido a Polaroid volver a fabricar sus legendarias cámaras, a través del proyecto Impossible Project. Este proyecto ahora lanza la nueva generación de uno de los accesorios más divertidos para nuestro smartphone, y que recrea perfectamente el funcionamiento de estas cámaras instantáneas, pero con la participación de nuestro smartphone.

Nuevo Polaroid Lab, la auténtica impresora instantánea para tu móvil

Impresoras instantáneas, incluso por parte de Polaroid existen varias en el mercado. De hecho es un segmento que ha crecido en los últimos años, y nos ofrecen pequeñas impresoras portátiles en las que podemos imprimir mediante conectividad bluetooth las fotos. Pero la verdad es que la calidad de las impresiones deja mucho que desear, y a la larga, terminan perdiendo mucho color. Pero en este caso Polaroid Lab convierte las fotografías tomadas por nuestro móvil en auténticas Polaroid, fotografías instantáneas con la misma calidad que las originales, o incluso mejor si tenemos en cuenta la calidad de la cámara de un smartphone.

Sobre todo porque se utiliza el mismo papel que utilizan las cámaras de fotos instantáneas de Polaroid, de ahí que el resultado sea magnífico, muy parecido al de las cámaras originales. El funcionamiento de este accesorio es muy sencillo. Ya que solo hay que colocar el smartphone sobre el dispositivo y pulsar sobre el botón que comienza la impresión. En un proceso químico lo que aparece en la pantalla del teléfono se traslada a la película original de las cámaras Polaroid. De esta manera el papel fotográfico impreso con la nueva foto sale de la impresora de manera instantánea. Después solo nos tocará esperar unos minutos a que la fotografía cuenta con todo el color y el contraste de la fotografía original, que como sabéis es un proceso que siempre debemos hacer tras realizar una fotografía instantánea.

Como es lógico, necesitamos utilizar la app de Polaroid específica para alinear las fotografías, y que se imprima la porción que nosotros queramos. Porque como sabéis, el formato de las fotografías de Polaroid es 1:1 o cuadrado, por lo que evidentemente del formato panorámico de nuestros móviles, salvo que hagamos unos ajustes previos, hay que hacer recortes. Esta nueva generación del Polaroid Lab llegará al mercado a un precio de 100 dólares, por lo que es de esperar que ese mismo sea el precio traducido a euros. El lavado de cara le ha sentado muy bien, y convierte a este dispositivo sin duda en un objeto perfecto para decorar tu sala de estar mientras inmortalizas tus fotos favoritas en el papel Polaroid de siempre.