NUEVA NORMATIVA ENERGÉTICA

Peligra la venta de Smart TV 8K en Europa, y esta es la razón

Estos televisores son los más avanzados del momento, y podrían verse vetadas en el mercado europeo.

Una Smart TV

Una Smart TV Samsung

Publicidad

Cuando todavía son mayoría los hogares que todavía no han dado el salto al 4K adquiriendo una Smart TV con esta resolución, ya tenemos en las tiendas varios modelos que nos ofrecen nada menos que una resolución 8K, que cuadruplica la resolución máxima de muchos televisores que ahora representan lo más avanzado para muchos consumidores. Pero esta evolución natural de la calidad de los paneles de las Smart TV podría detenerse en seco de convertirse en realidad las informaciones que hemos conocido ahora, y que apuntan a que la Unión Europea podría prohibir la venta de estos dispositivos por unas razones que ahora han salido a la luz.

Elevado consumo energético

En un entorno tan hostil como el que estamos viviendo ahora, donde los precios de la energía están disparados y se busca reducir al mínimo la dependencia del gas y petróleo ruso, las exigencias de la Unión Europea a la hora de reducir el consumo eléctrico podrían llevar al traste con esta nueva tecnología de televisores 8K. Según la 8K Association, una organización que no tiene ánimo de lucro y que reúne a los principales fabricantes de esta industria, como son Samsung, Google o Intel, estos productos podrían ser vetados por Europa como consecuencia de las directivas de energía más estrictas que se están preparando.

Una Smart TV
Una Smart TV | Xiaomi

Y es que los reguladores obligarán a partir del 1 de marzo de 2023 a que todos los televisores con resolución superior a 4K tengan un índice de eficiencia energética que no supere el 0,90. Eso quiere que las Smart TV 8K deberán consumir la misma energía que los que cuentan con una resolución 4K inferior. Y como os podéis imaginar, con la tecnología existente actualmente en el mercado, es completamente imposible para los fabricantes cumplir con estos requisitos al menos tal y como están diseñados actualmente estos dispositivos. De esta forma desde la asociación alerta que de convertirse en realidad esta nueva normativa, los televisores 8K deberán ser retirados de las tiendas europeas, ya que serán incapaces de cumplir con la normativa energética.

Esta asociación entiende, según su comunicado, que las mediciones para entender que un televisor es eficiente están desfasadas, y que tienen en cuenta valores recogidos en modelos que se comercializaron entre 2012 y 2017, por lo que no tendría sentido medir con la misma vara dispositivos que son claramente más avanzados, más eficientes, pero nunca hasta el punto de consumir igual o menos que unos televisores de hace tantos años.

De todas maneras, todavía hay esperanza, porque se espera que antes de que acabe este año, la regulación podría ser revisada en una nueva reunión de las partes, donde se podría poner orden y en un contexto más realista las restricciones energéticas de estos productos. De no ser así, los televisores 8K deberán dejar de venderse en Europa, al menos hasta que los fabricantes mejoren sus especificaciones de consumo energético. Lógicamente de no haber acuerdo ni esa innovación energética en el corto plazo, nos podemos enfrentar a un mercado de Smart TV desfasado en Europa durante los próximos años.

TecnoXplora » Gadgets

Publicidad