TecnoXplora » Gadgets

NO ES RECOMENDABLE SI ESTÁ LLOVIENDO

Un patín eléctrico que funciona con sensores de peso

Una de las cosas más frecuentes en según qué ciudades es que te roben la bici. Pero si eres de esos que quiere ir al trabajo de forma ecológica, sin atascos y haciendo algo de ejercicio, esto puede interesarte.

Patín eléctrico de ZBoard

ZBoard Patín eléctrico de ZBoard

Publicidad

Ir en bici al trabajo es un gran placer si tu estado físico y tu cuidad te lo permiten. Si hay que encontrarle algún ‘pero’ a este sano y ecológico hábito es que hay muchos amigos de lo ajeno. Si te preocupa que te roben la bici pero no quieres renunciar a llegar sobre ruedas a tu puesto de trabajo –o a donde quieras- tenemos una solución para ti, que además es la mar de molona.

Se trata de un patinete eléctrico con el que serás la envidia de todos tus amiguitos. El ZBoard 2 es una versión mejorada del Zboard, el primer patín eléctrico, según sus creadores, lanzado en 2012.

Pero ojo, no te creas que es el patín volador de la película ‘Regreso al futuro’. El ZBoard 2 es mucho más terrenal, aunque no es un patinete al uso.

Lleva ruedas, sí, pero no deberás impulsarte con tus pies, sino simplemente inclinarte hacia delante o hacia atrás para avanzar o detenerte. El ZBoard lleva unos sensores en sus extremos que detectan tu inclinación en función de si quieres acelerar más o frenar en seco. Si no detecta peso en ninguno de sus extremos se va deteniendo paulatinamente hasta quedarse completamente parado.

Además, alcanza una velocidad nada desdeñable si tenemos en cuenta que se trata de un patinete: con él podrás rodar a donde tu quieras a unos 32 kilómetros por hora.

Dos modelos de ZBoard

Esta segunda versión del ZBoard está disponible, a su vez, en dos subversiones. La batería del modelo azul tiene una autonomía de hasta 25 kilómetros y pesa poco más de 7 kilos. El modelo Pearl dura hasta 39 kilómetros por cada carga y pesa aproximadamente 8 kilos.

Este patín viene con un juego de luces que ayuda a que veas por dónde andas y que hará que seas visto si circulas por zonas más oscuras o de noche. Así, lleva luces LED delanteras y traseras con varias posiciones, fijas, intermitentes y apagadas: tú eliges cómo las quieres poner para ser más o menos visto.

Además, incorpora un anillo con luz LED que va cambiando en función de si la batería se está agotando. Según sus creadores, la compañía californiana Intuitive Motion Inc., la carga del ZBoard 2 es hasta cuatro veces más rápido que otros patinetes eléctricos existentes en el mercado: para cargar una batería completa este patín eléctrico necesita unos 90 minutos.

El ZBoard 2 puede usarse también si la batería se ha agotado, como un patinete normal. Sus creadores aseguran que se puede usar en superficies mojadas pero recomiendan no montar si está lloviendo porque algunos de sus componentes se pueden oxidar y porque la tracción de sus ruedas puede verse reducida.

Además de todo lo anterior, lleva dos asas integradas para que te lo puedas llevar a todas partes. Siempre y cuando tengas los 900 euros que cuesta, claro (el patinete, no las asas)

Publicidad