TecnoXplora » Gadgets

¿Adiós a su corona?

Una patente de Apple desvela interesantes novedades sobre el Apple Watch

Apple estaría trabajando en grandes cambios para su reloj inteligente

Uso de Apple Watch

Pixabay Uso de Apple Watch

Publicidad

No cabe duda de que el Apple Watch es el wearable más popular del mercado, eso es algo evidente, a pesar de su precio elevado. Aunque los relojes existen desde hace siglos, el reloj inteligente prácticamente ha sido siempre sinónimo del reloj de Apple. Y la marca fiel a su estilo, no ha cambiado mucho el diseño de este reloj a lo largo de los años. Pero eso es algo que podría cambiar pronto, en base a las informaciones que hemos conocido ahora, y que provienen de una patente, documentos que muchas veces nos desvelan los planes de futuro de los fabricantes.

Sin una de sus señas de identidad

Como sabéis, la corona física de los Apple Watch es uno de sus elementos más característicos, y una solución presente desde siempre en los relojes tradicionales. La corona es el método más sencillo de movernos por los distintos menús con los que cuenta el reloj, y en el caso de los iPhone no iba a ser menos. Esta corona se ha mantenido en estos relojes desde su primera generación, y ahora estamos conociendo detalles sobre una patente que apunta a que esta corona podría desaparecer del Apple Watch en el futuro. Todo ello para dejar paso a una nueva tecnología de control y navegación por los distintos menús del reloj.

Apple Watch blanco
Apple Watch blanco | Pixabay

La patente desvelada por Patently Apple nos desvela un nuevo método para poder moverse por los menús del reloj. Y sería mucho más discreto, porque se desharía de la corona y sustituiría a esta con una zona del marco del reloj táctil, con la que podríamos realizar las mismas funciones que ahora desempeña la corona tradicional del Apple Watch. Para ello se utilizaría un sensor óptico, para poder acceder a todos los menús y ajustes del reloj. Para ello solo habría que deslizar los dedos sobre esta zona, que según la patente estaría ubicada en la parte superior del borde derecho de la caja del Apple Watch.

Al hacerlo, esta superficie reconoce el movimiento de nuestro dedo y nos desliza por los menús del reloj de los de Cupertino. De esta manera consigue reducir el número de componentes que se utilizan en el Apple Watch, el número de componentes móviles, que siempre es mejor reducir para un funcionamiento más estable a la larga. Además, utilizando los sensores, también se puede liberar espacio del interior del reloj, para dejárselo a otros componentes que podrían necesitarlo, y por tanto así mejorar las especificaciones del reloj.

Pero esto tendría otra lectura secundaria. Y es que un sensor óptico de este tipo podría ofrecer muchos más usos que la actual corona. Porque con un sensor podríamos hacer muchas más cosas, incluso hacer seguimiento de nuestra salud, y explotar esta otra vía de funcionalidades para el reloj. Podríamos llegar a ver cómo este sería capaz de ayudarnos a tomar con más precisión los niveles de oxígeno en sangre, o el ritmo cardiaco, podría ser un sensor perfecto para hacer mucho más precisas estas lecturas, de lo que lo son ahora. Un cambio en el diseño del Apple Watch que nos parece bastante plausible.

Publicidad