TecnoXplora » Gadgets

UN LOCALIZADOR PARA CONTROLAR A LOS PEQUES

El padre que perdió a su hijo de compras e ideó un GPS para niños

“El mundo antes era más simple. Los niños jugaban en la calle y volvían a casa a la hora de cenar y los padres no se preocupaban demasiado. Pero hoy, los padres están bajo una mayor presión”.

Reloj de pulsera, geolocalizador y móvil... ¡tres es en uno!

TecnoXplora Reloj de pulsera, geolocalizador y móvil... ¡tres es en uno!

Publicidad

Todo comenzó en un centro comercial. “Algunos de los mejores productos nacen cuando la gente crea algo que les hubiera gustado tener en algún momento de su vida”, explica Kirbak. Pero, volvamos al centro comercial. En concreto a un centro comercial de Noruega. Hace cinco años Sten estaba con Filip, su hijo de tres años de compras. El centro, como todos sobre la faz de la Tierra, estaba hasta arriba de gente y por un instante Filip decidió emprender su camino alejado de su padre, que se había despistado por unos segundos.

¿A qué padre no le ha ocurrido? Así estuvo 30 minutos que, según cuenta Kirkbak, le parecieron una eternidad.

width="310"

Con el susto ya pasado, al día siguiente, Kirkbak reflexionó al respecto. Pensó que le habría ido muy bien un dispositivo que le hubiera permitido tener controlado a Filip en todo momento. Buscó y rebuscó en tiendas e internet pero no encontró más que GPS al uso. La mayoría de estos GPS no funcionaban, según Kirbak, en espacios interiores, y darle un teléfono móvil a un niño de tres años no sonaba muy útil.

Tras un año de estudios y de hablar con otros padres, Kirbak llegó a la conclusión de qué es lo que necesitan los padres. En concreto pensó en un dispositivo que mantuviera a los padres en contacto con sus hijos en caso de que estos se despisten por un momento, pero que al mismo tiempo diera a los pequeños la libertad de moverse a sus anchas y que descubrieran mundo. Vamos, que les permitiera ser niños.

Cinco años después del susto del centro comercial noruego, Filip es el primer localizador y teléfono móvil para niños con forma de reloj de pulsera.

En cuanto a su función de teléfono, Filip permite memorizar hasta cinco números diferentes a los que el niño puede llamar tan solo pulsando un botón. Además, cualquiera de los cinco número seleccionados puede llamar al pequeño, al tiempo de ver el lugar exacto en el que se encuentra, he aquí su función de GPS. Si tienes varios hijos, puedes crear un perfil para cada uno de tus churumbeles.

width="310"

Para los padres un poquito más paranoicos, Filip permite definir áreas de seguridad. Es decir, definir un perímetro, por ejemplo alrededor de casa, del colegio o de casa de los amigos, y saber si tu hijo se encuentra dentro o fuera de esa zona de seguridad. Filip te mandará en ese caso un aviso a tu móvil.

Como cualquier teléfono, Filip te permite que envíes mensajes a tu hijo. Eso sí, el niño no podrá responderte ya que esta opción no está contemplada en Filip, quizás para evitar tentaciones a los adolescentes, aunque este reloj está dirigido a niños de entre 5 y 11 años.

Finalmente existe la opción de “Emergencia inteligente”. Se trata de un botón que, presionado durante 3 segundos, hace que Filip comience a llamar a los cinco números guardados hasta que uno responda a la llamada y se graba la conversación. Después de colgar, Filip te va avisando cada 60 segundos de la ubicación de tu hijo hasta que des con él y pase el estado de pánico.

Poner en marcha Filip –que está disponible en rojo azul, rosa y verde- es sencillo. Una vez adquirido el gadget, el usuario ha de descargar la aplicación, disponible en la App Store y Google Play Store. Posteriormente ha de crearse una cuenta Filip y finalmente, conectar tu móvil con el reloj-móvil-localizador. ¿Su precio? 145 euros.

Publicidad