TecnoXplora » Gadgets

PUEDES PROGRAMAR SUS TRAYECTORIAS

Ozobot, el robot autoprogramable que fascinará a tus hijos

Cada vez hay más dispositivos que acercan el mundo de la programación a los niños. En este caso se trata de un robot.

Ozobot, el robot autoprogramable

Ozobot Ozobot, el robot autoprogramable

Publicidad

¿Tienes a un niño pequeño cerca? Pues quédatelo mirando un segundo ¿Ya? ¿Ya has mirado? Pues escucha lo que te digo: ese niño va a manejar la tecnología mil veces mejor de lo que lo harás tú en toda tu vida.

Porque ahora llamamos 'nativos digitales' a los adolescentes, pero, ¿qué pasa con los niños? Los adolescentes han conocido la tecnología a una edad muy temprana, pero los niños pequeños, sencillamente, han nacido con ella. Y eso les está inculcando unos procesos cognitivos con los que nosotros no podremos soñar nunca.

Dentro de esta gama de conocimientos tecnológicos, quizá el más interesante -y útil- sea el de la programación. Porque, así como los demás seguimos viendo la programación como algo-que-hay-que-aprender-pero-casi-ninguno-aprenderemos, los niños lo están interiorizando desde el primer minuto y sabrán programar desde muy pequeños.

Y uno de los productos que les va a ayudar a programar y a conocer las consecuencias de la programación es Ozobot, un robot autoprogramable que les hará saber de qué manera pueden ser ellos mismos los que configuren su funcionamiento.

El dibujo como método de programación

Ozobot funciona con varios soportes, incluso el físico, pero seguramente el más atractivo sea su funcionamiento encima de una tableta. Y funciona de la siguiente manera: con la aplicación instalada en la tablet, basta con que el usuario (niño o adulto) dibuje una secuencia de colores en la pantalla, marcando el rumbo y la dirección del robot en función de los colores que esté empleando en dicha secuencia.

Ozobot, el robot autoprogramable

Pero va más allá la cosa: dependiendo de la combinación de colores, los niños que usen Ozobot pueden incluso hacer que el robot acelere o desacelere la velocidad a la que se mueve. Una perfecta manera de enseñarle a un niño que un aparato electrónico puede funcionar de una u otra forma dependiendo de las instrucciones que le imprima.

¿Quieres uno? Por 50 dólares el tuyo

Una de las cosas curiosas de Ozobot es que, en sus inicios, no obtuvo un éxito demasiado abultado, precisamente.

Por aquí nos hemos hartado de hablar de proyectos innovadores que han conseguido financiarse mediante crowdfunding, pero ese no fue el caso de Ozobot. Porque este robot acudió a Kickstarter... pero 'solo' consiguió 63.000 de los 100.000 dólares que necesitaba. No obstante, el proyecto consiguió dinero fuera del crowdfunding y salió adelante. Si quieres un Ozobot, tienes el pack básico por 50 dólares.

Publicidad