El mercado de los relojes inteligentes se ha estabilizado en los últimos años, y es quizás uno de los más fragmentados que existen cuando hablamos de dispositivos móviles. Tenemos casi tanto sistemas operativos como fabricantes, como WatchOS de Apple, Tizen de Samsung, la propia capa de Huawei en sus relojes, y también tenemos un sistema operativo común para muchos fabricantes. Es el caso de Fossil, que ahora ha estrenado la nueva gama Fossil Gen 5, y que cuentan con el sistema operativo de Google, que precisamente es la firma que ha comprado parte del negocio de relojes inteligentes de Google hace unos meses.

Características de los nuevos Fossil Gen 5

Fossil ha lanzado un nuevo modelo, el Gen 5, que cuenta con distintos acabados como en cuero, metal o silicona en su correa. Pero más allá de su diseño, que es el que podemos esperar de un reloj de la marca, estos nuevos relojes inteligentes estrenan interesantes características. Sin duda una de las más importantes es su procesador, que ahora es el nuevo Snapdragon Wear 3100, el nuevo procesador específicamente diseñado para relojes que estrena Fossil. Por tanto contamos con la mayor potencia de procesamiento posible en un dispositivo móvil con Wear OS. La versión de muñeca de Android, que es la monta este nuevo reloj de Fossil.

Fossil Gen 5 | Fossil

Otra de las novedades interesantes de este reloj es que cuenta con un altavoz integrado, lo que añade muchísimas posibilidades de interacción con Google Assistant, el asistente de Google que está integrado en estos relojes inteligentes. De esta manera gracias al micrófono podemos pedirle cualquier cosa mediante comandos de voz, y obtener la respuesta directamente a través del altavoz del reloj. Por tanto es una de esas características que cambia por completo el uso diario del smartwatch. Por ejemplo, podemos hacer o recibir llamadas directamente a través del reloj, o también podemos enviar mensajes de WhatsApp, que serán transcripciones de nuestra voz captadas por el reloj.

Fossil Gen 5 acabado en cuero | Fossil

También estrena un nuevo método de ahorro de batería avanzado, que es capaz de ofrecer una mayor duración de esta, ya que sin duda este es el aspecto que más limita el uso de los smartwatch. No podía faltar un lector del ritmo cardiaco, para ofrecer la monitorización de la actividad física más completa. Y un aspecto muy importante también, con este reloj podemos pagar en cualquier establecimiento que cuente con pago contactless, ya que cuenta con conectividad NFC integrada. Pero aquí no acaban sus grandes cualidades, ya que es completamente sumergible en el agua, por lo que podemos nadar con el reloj puesto sin temor a daños.

Integra también GPS, lo que nos permite salir a hacer deporte sin necesidad de llevar encima el smartphone, ya que no depende de la conectividad de este tipo por parte del smartphone. La pantalla con la que cuenta es AMOLED de 1,28 pulgadas y 328 x 328 píxeles, mientras que la memoria RAM es de 1GB y el almacenamiento interno de 8GB. Sin duda uno de los relojes con Wear OS más completo que conocemos. De momento está a la venta en el mercado estadounidense, donde se puede comprar por 295 dólares, unos 260 euros al cambio.