IKEA se une así a la conocida marca de audio para lanzar dos modelos de sus altavoces Symfonisk, uno con forma de lámpara y otro preparado para convertirse en una balda o estantería al colgarlo en la pared.

Una lámpara que es un altavoz WiFi

Empezamos por el modelo con forma de lámpara de mesa Symfonisk, supone la unión de dos aparatos en uno sólo, y ademas, con un solo cable. El producto, con eficiencia energética A+, cuenta con un consumo de 7W y unas medidas de 216 mm de ancho por 216 mm de fondo, dado que es cilíndrico, y 401 mm de altura.

Lampara Symfonisk | IKEA

Utiliza una bombilla LED E14 dentro de su pantalla de vidrio, por lo que si se estropea se puede cambiar y, de hecho, se vende por separado, es posible controlar este altavoz con funciones como AirPlay 2 de Apple o mediante streaming WiFi por Chromecast en el caso de Android, además de contar con un software actualizable dado que tiene su propia conexión a Internet.

Y si sabéis un poco de la marca Sonos, es especialista en crear sistemas de sonido conectados en la casa, y estos Symfonisk lo son, así que es posible hacer que suene la música en varios de ellos de forma simultánea, controlándolos todos con la app de Sonos e incluyéndolos en el sistema que tengamos montado en casa si tenemos un altavoz de esta marca.

El precio de este Symfonisk con forma de lámpara son 179 euros.

Una estantería con altavoz

El segundo de los altavoces Symfonisk que llegan a España es el que viene preparado para colgarlo de una rejilla de pared KUNGSFORS, con un gancho especial para los altavoces. Como los anteriores, son WiFi y compatibles con el sistema de audio inteligente de Sonos aunque no cuentan con iluminación. Tienen un tamaño de 10 cm de ancho por 15 cm de fondo y una altura de 31 cm, preparados para colocarlos tanto en posición vertical sobre cualquier superficie como para actuar ellos mismos de balda, como podría ser, para ser unas mesillas de noche a los lados de la cama.

Altavoz Symfonisk | IKEA

Ambos productos ya están disponibles en las tiendas IKEA en España y en su página web.