Apple ha lanzado hace unos meses una segunda generación de sus populares AirPods, unos auriculares de alta gama, de precio elevado, que aun así son los más vendidos del mercado. Ahora hemos conocido nuevas informaciones acerca de los planes que tienen los de Cupertino para lanzar una tercera generación, que además llegarían también este año. Algo que nos desconcierta a priori, pero que podría tener sentido si hablamos de la posibilidad de que estos AirPods de tercera generación sean un dispositivo completamente renovado, no solo en la resistencia a agua, sino también en otras características que se han venido filtrando desde hace mucho tiempo.

Nuevos AirPods resistentes al agua, ¿y algo más?

Estos nuevos AirPods se lanzarían a finales de este año 2019, justo para las Navidades, y una de sus grandes novedades sería la resistencia al agua. Una resistencia al agua de primer nivel, con certificación IP, que es lo mínimo que debe ofrecernos un dispositivo para considerarlo como resistente al agua. Por lo que es probable que esta nueva generación de AirPods pueda contar con una IP68, algo que a día de hoy son conjeturas. Pero lo que está claro es que no es la primera vez que escuchamos una fecha de lanzamiento para finales de este 2019 en el caso de los nuevos AirPods, lo que falta por ver ahora es si esta resistencia al agua sería su única novedad.

El diseño de los nuevos AirPods sería completamente distinto | Apple

Algo que parece no será así, ya que hemos conocido numerosas informaciones hasta ahora que hablan de que Apple está trabajando en diferentes funciones para los AirPods, que en conjunto irían encaminadas a ofrecer un dispositivo también orientado a la salud. Porque además de su uso principal para escuchar música y otros contenidos, podría ser un dispositivo capaz de monitorizar nuestra actividad. Esa es una de las principales funciones que hemos conocido en estos últimos meses acerca de los nuevos AirPods, que además contarían con un diseño completamente distinto. Por tanto, si en la pasada primavera se lanzaron los nuevos AirPods con carga inalámbrica como principal característica, a un precio inferior a los 200 dólares, no nos extrañaría que esta fuera la jugada de Apple para colocar unos nuevos AirPods completamente distintos a un precio mayor, quizás incluso que de los PowerBeats Pro, alrededor de los 300 dólares.

De esta manera tendríamos los AirPods originales como los modelos de entrada y estos nuevos con resistencia al agua como la gama alta, con características que justifiquen su compra. Además de la resistencia al agua, la toma del ritmo cardiaco a través de nuestros oídos, o la monitorización de nuestra actividad física. Viéndolo de esta manera sería un movimiento de Apple con bastante sentido, y que daría sentido sobre todo al hecho de lanzar dos modelos diferentes de AirPods en un año. Algo que solo tiene sentido si vas a ampliar la gama de verdad, y no solo hacer unos meros cambios estéticos o implementar una característica que tampoco va a cambiar por completo el producto respecto de sus predecesores.