Llevamos bastantes meses escuchando nuevos detalles acerca de los futuros AirPods en los que estaría trabajando Apple. Y hablamos en plural porque todo apunta a que podrían estar preparando varios modelos distintos, alguno de ellos con un formato sin precedentes en la gama de Apple, como es el de diadema. La información de hoy se basa en el modelo genuino, y en lo que podría ser la confirmación de una información que ha circulado hace ya bastante tiempo en el entorno de Apple, como es el lanzamiento de unos AirPods con funciones para monitorizar la salud. Algo de eso tendría que ver la última característica que se ha filtrado ahora, la de que los próximos modelos contarían con sensores de luz integrados, una información que desde luego parece contradictoria.

¿Para qué necesitarían estos sensores?

Es una información del medio DigiTimes, que normalmente ha tenido un buen desempeño con los rumores acerca de Apple, que normalmente han terminado convirtiéndose en realidad. Estas informaciones apuntan a que los futuros AirPods, no se sabe exactamente qué modelos, podrán integrar sensores de luz ambiental. En la información se especifica que estos sensores se habrían encargado ya para la producción de AirPods para uno o dos años. Lógicamente muchos nos hemos preguntando para qué van a querer unos AirPods unos sensores de luz ambiental. Parece ser que estos sustituirían a los sensores ópticos que llevan actualmente los AirPods.

AirPods de Apple | Apple

Se entiende que estos sensores de luz ambiental podrían ofrecer no solo la función que actualmente hacen los sensores ópticos, que es la de saber cuándo llevamos puestos los auriculares. Sino que como ya se había venido rumoreando, estos servirían para poder monitorizar nuestra salud. Precisamente los sensores de luz ambiental pueden tener mucho sentido en un sistema de seguimiento del ritmo cardiaco, e incluso del nivel de saturación del oxígeno en sangre. Estas dos funciones son ya básicas en la mayoría de wearables en forma de pulsera o reloj, pero no en el caso de los auriculares.

Por tanto tendría todo el sentido incorporar estos sensores si se quiere recopilar toda esa información del usuario. Además sería coherente con el discurso de Tim Cook en los últimos años, en los que ha asegurado que la salud es una de las prioridades de Apple, poder desarrollar productos orientados a la monitorización de la salud. Algo que ya le ha funcionado muy bien con el Apple Watch, donde están yendo por delante de la competencia cuando hablamos de monitoriza la salud. Por lo tanto también podrían tomar la delantera a la hora de desarrollar este tipo de dispositivos en un terreno tan poco explorado como es el de los auriculares y wearables orientados básicamente a escuchar música.

Por tanto estos nuevos sensores estarían orientados a poder analizar nuestra salud desde el propio oído mientras utilizamos normalmente los auriculares haciendo deporte, paseando o en casa. Ahora bien, no se sabe exactamente cuáles serán esos AirPods que estrenen este tipo de características de seguimiento de la salud, pero no deben estar muy lejos si ya se contemplan estos componentes en las cadenas de suministro.