Los videoporteros se han convertido en un gadget cada vez más presente en nuestros hogares. Ya no es raro ver al repartidor hablar con el destinatario del paquete desde la puerta de su casa, aunque este no se encuentre en ella. Eso es precisamente lo que nos ofrece el nuevo dispositivo que ha lanzado Xiaomi, y que es una especie de mirilla para la puerta que se convierte en todo un dispositivo de videovigilancia. La firma china ha lanzado en su plataforma de Crowdfunding un nuevo videoportero, que además de barato, como suele ser habitual, destaca por contar con reconocimiento facial, algo básico para este tipo de dispositivos.

Características del nuevo Xiaomi Chuangmi Smart Cat Eye Doorbell

No es la primera vez que vemos un dispositivo de este tipo por parte de la firma china. En esta ocasión a diferencia de otros dispositivos similares, se trata de un pack de dos dispositivos. Uno es una mirilla electrónica, que se coloca en la parte exterior de la puerta, y que cuenta con una pantalla de 5 pulgadas que podemos colocar en el interior de la puerta, y que es el lugar desde el que vamos a ver realmente a las personas que están al otro lado, de igual manera que lo haríamos a través de la mirilla. Esta mirilla cuenta con una lente que ofrece un ángulo de visión de 161 grados, por lo que podemos ver prácticamente todo lo que hay delante de la puerta.

Xiaomi Chuangmi Smart Cat Eye Doorbell | Xiaomi

La cámara de la mirilla además cuenta con visión nocturna, por lo que podemos ver a través de ella, aunque no haya nada de luz delante. Por lo tanto, y gracias a la inteligencia artificial, no solo puede reconocer a las personas con luz, sino también cuando está completamente a oscuras delante de la puerta. Cuando alguien llama a este timbre, podemos ver en tiempo real lo que hay delante de la cámara desde distintos lugares. Tanto desde la pantalla de cinco pulgadas que le acompañada, hasta verlo incluso en el teléfono o en alguna de las pantallas inteligentes compatibles con el asistente XiaoAI de Xiaomi.

La cámara además puede grabar durante 24 horas lo que ocurre delante de la puerta, y saber así si alguien se ha acercado a ella para no llamar después. De esta manera podemos tener mejor controlado lo que pasa delante de la puerta de casa cuando estamos fuera. Cuenta además con una característica muy interesante, que permite modular la voz y alterarla para que no sea reconocible por las personas que llaman al timbre. Pudiendo transformar la voz de una mujer en otra de hombre y viceversa. Como es lógico, este videoportero se puede sincronizar con la app de Xiaomi, desde la que vamos a poder controlar su funcionamiento, a la vez que acceder al material grabado por la cámara.

Una vez más, uno de los aspectos más destacados es el precio, ya que podemos hacernos con esta mirilla electrónica o videoportero, como queramos denominarla, por 52 dólares, unos 47 euros al cambio. Un precio que es hasta cuatro veces inferior a otros dispositivos con características similares de firmas muy reconocidas. En este caso cuenta con el respaldo de Xiaomi, y como es habitual, de momento se pone a la venta solo en China, por lo que habrá que recurrir a la importación para hacernos con ella.