La firma china es una auténtica máquina de lanzar nuevos productos, casi a diario. Su ecosistema de dispositivos es cada vez más grande, y lo más importante, cada vez está más conectado. Esa es una de las claves de su éxito, el lado inteligente de sus productos, lo que unido a un precio muchas veces ajustado hace de ellos unos dispositivos muy interesantes. Lo mismo ocurre con el aire acondicionado que ha estrenado ahora Xiaomi, y que como era de esperar, se puede controlar desde nuestro móvil, entre otras muchas características inteligentes.

Características del Smartmi Air Conditioner A de Xiaomi

La firma china presume sobre todo de que este nuevo aire acondicionado es un dispositivo extremadamente eficiente, más que cualquier otro de su categoría. Este tiene una puntuación APF de 4.65, mejor que el estándar chino para este tipo de aparatos que es del 4.5. Dejando de lado este aspecto, con el que queda claro que se trata de un aire acondicionado muy eficiente, este consigue ahorrar hasta el 20% de energía respecto del resto de aparatos de aire acondicionado similares del mercado. Pero esto no es todo, porque se trata de un auténtico aire acondicionado inteligente.

Smartmi Air Conditioner A | Xiaomi

Ya que podemos controlarlo mediante comandos de voz, gracias al asistente personal Xiao AI, con el que podemos controlar diferentes aspectos de su funcionamiento. Eso sí, en Europa, de importarlo, no servirá de nada o más bien poco, ya que el asistente solo funciona en chino. Además de encenderlo y apagarlo, podemos controlar la temperatura mediante la voz. Y como era de esperar, también podemos hacer lo propio con el teléfono móvil, ya que gracias a la conectividad bluetooth también se pueden controlar estos aspectos desde la misma pantalla del teléfono, a través de la app asociada a este aparato.

Una vez más el precio es uno de los aspectos más interesantes, ya que siendo uno de los aparatos más eficientes del mercado, y de contar con las funciones inteligentes, su modelo menos potentes tiene un precio al cambio de 299 euros. Mientras que el modelo más potente, tiene un precio al cambio de 350 euros. Sin duda un aparato que como es habitual lleva en la inteligencia de su funcionamiento el rasgo distintivo de los productos de Xiaomi, así como el precio ajustado con el que cuenta. Como es lógico, para hacerse con él habrá que recurrir a la importación, aunque debéis recordar que salvo que sepáis chino, no podréis utilizar los comandos por voz.