El fenómeno de los wearables low cost ha tenido un líder indiscutible en estos últimos años, como es Xiaomi. La firma china, con la Xiaomi Mi Band y todas sus generaciones a la cabeza, ha prácticamente monopolizado el mercado de estos dispositivos, muy bien equipados y con un precio realmente ajustado. En esta ocasión realme, que se ha propuesto ser el azote de Xiaomi y Redmi, ha lanzado su primera propuesta para competir frontalmente con las Xiaomi Mi Band. Se trata de la pulsera realme Band, un wearable que se asemeja mucho al de Xiaomi, pero que lo supera en algunos aspectos, y que como era de esperar, es también muy económica.

Características de la realme Band

Estamos ante un dispositivo que en cuanto a su aspecto y diseño es bastante similar a las Huawei y Honor Band. Con unas líneas más rectas y angulosas, aunque sobre todo se asemeja a estas otras por sus características. Esta llega con una pantalla de 0.96 pulgadas, con una resolución de 80x160 píxeles. Muestra hasta 65.000 colores y 64 caracteres simultáneos en ella. Esta es a color, un punto bastante importante a su favor. La pantalla puede contar con hasta cinco niveles distintos de brillo, que lógicamente influirán en el consumo de energía.

Realme Band | Realme

Debajo de la pantalla cuenta con un botón táctil para poder movernos por las diferentes opciones de la pulsera. Por supuesto es un dispositivo resistente al agua y al polvo gracias a la certificación IP68. Llega con un sensor del ritmo cardiaco que se ubica en la parte posterior de la pulsera como suele ser habitual. También ofrece sensores como un acelerómetro o un giroscopio. Es una pulsera que como es habitual es capaz de monitorizar nuestra actividad en varios deportes distintos, en este caso hasta de nueve puede hacer seguimiento. Tiene conectividad bluetooth 4.2, gracias a la cual sincroniza en tiempo real los registros de nuestra actividad, así como las notificaciones de diferentes apps de nuestro móvil, como puede ser WhatsApp.

Conector para cargar la Realme Band | Realme

La nueva pulsera de realme, como vimos ya hace unos días, cuenta con un método de carga poco frecuente, lo que no quiere decir que sea original. Ya que para hacerlo debemos separar la correa de uno de los extremos de la pulsera, de donde se encuentra un conector USB A tradicional, que podremos enchufar directamente a cualquier cargador. Un método del que desconfiamos sobre todo por la durabilidad de la correa con la constante conexión y desconexión de la red. Tiene una batería de 90mAh, que se puede cargar más o menos en una hora y tres cuartos.

Gracias a ello la pulsera puede funcionar hasta nueve días seguidos, seis en el caso de que se monitoricen deportes de manera constante. Un aspecto en el que se queda lejos de las Mi Band, que pueden permanecer encendidas entre 20 y 30 días. Eso sí, estamos ante una pulsera muy económica, al menos en su lanzamiento en India, donde es de 18 euros. Es de esperar que llegue a España, aunque mucho nos tenemos que no a un precio como este, y sí más cercano los 30 euros.