Hace unas semanas os contábamos precisamente que Xiaomi había lanzado una chaqueta que era posible calentar gracias a una batería externa. Ahora la firma china ha presentado otra chaqueta similar, aunque con un uso más polivalente. Xiaomi se caracteriza por dotar de novedosas características a productos que normalmente no serían prestos para ello, como el caso de una chaqueta, que normalmente no suelen ser demasiado amigas de la tecnología. En esta ocasión se trata de una chaqueta que se puede describir como tres en uno, ya que podemos utilizarla prácticamente todo el año.

Una chaqueta calefactada más sofisticada

El último modelo de chaqueta calefactada que os contamos aquí básicamente contaba con una sola pieza que se calentaba de manera uniforme cuando la encendíamos. En el caso de la nueva chaqueta que ha lanzado ahora Xiaomi en su plataforma de Crowdfunding Youpin, hay dos áreas que se pueden calefactar de manera independiente. De hecho la chaqueta cuenta con un discreto botón que nos permite seleccionar una u otra zona de calor. Estas son en la espalda y en los bolsillos. Por tanto, podemos elegir qué zona de la queremos que se caliente de ambas, o también podemos seleccionar que se enciendan ambas a la vez. El calor se conduce a través de unos nanotubos compuestos en parte de grafeno.

Botón para elegir zona calefactada | Xiaomi

El calor lo notamos de manera instantánea cuando lo activamos, ya que se calienta solo un segundo después de haber pulsado el botón, por lo que no vamos a pasar frio en ningún momento. Además la chaqueta cuenta con distintas capas, que la hacen ideal para poder utilizar en todas las épocas del año, desde el invierno hasta el verano. Para alimentar la calefacción de la chaqueta, podemos utilizar una batería externa cualquiera, siempre y cuando quepa dentro del compartimento que existe a tal efecto en la chaqueta, en uno de sus bolsillos. Este bolsillo cuenta con un conector USB, al que hay que conectar la batería, y que es el que la alimenta.

Chaqueta de Xiaomi | Xiaomi

Hay un botón que nos dice de manera aproximada la temperatura a la que se encuentra la chaqueta, gracias a un código de colores que van cambiado con el calor. Según esos colores, el rojo es para 53 grados, el morado para 48 grados, el verde para 43 grados y el blanco para 38 grados. Por otro lado estamos hablando de que es una chaqueta de plumas, que además tiene un forro desmontable, de ahí que sea perfecta para poder utilizarla en distintas épocas del año independientemente de que utilicemos o no la calefacción portátil. Esta chaqueta está disponible en China en dos colores, negro y azul, y por tanto hay que recurrir a la importación para hacerse con ella. El precio de esta chaqueta es de 75 euros al cambio.