Las enormes pantallas que presiden el cuadro de mandos de los Tesla lo llevaban pidiendo ya tiempo... aunque no deja de ser un tema controvertido para la seguridad vial.

Elon Musk, fiel a ese carácter "rebelde" y algo nerd, ha sido el que ha vuelto a desatar la locura en las redes sociales en las que ha contestado a un usuario indicando que los servicios de vídeo antes mencionados, YouTube y Netflix, van a estar disponibles de manera nativa en los paneles de los coches eléctricos de su conocida marca automovilística.

Concretamente, se hará, parece ser, con la versión 10 del firmware de los Tesla, momento en el que estarán disponibles ambas aplicaciones para disfrute de los pasajeros del vehículo... aunque con alguna que otra restricción. Y es que, probablemente para evitar problemas ya que sería muy fácil que el conductor no pudiera quedarse mirando la pantalla en algún capítulo muy emocionante de alguna serie, sólo se podrán ver los contenidos de ambas plataformas cuando el coche esté totalmente detenido.

 

¿Y si el que conduce es el coche?

Y es que no podemos olvidarnos que en el futuro de los Teslas, con más o menos fortuna, sobrevuela la posibilidad de que estos coches acaben contando con un sistema totalmente autónomo de conducción. Musk deja la puerta abierta a esta posibilidad, pero sólo será posible cuando esta opción esté ampliamente aceptada y sea totalmente legal.

El CEO y fundador de Tesla remataba esta confirmación indicando que la experiencia es muy "old school" pero con mejor sonido. Parece ser que gracias al sistema de audio que montan sus coches, los asientos, se consigue una experiencia como de estar en un cine.

Sin quitarle la razón al Sr. Musk, no creamos que sea para tanto y de momento parece que es una función un poco "limitada", ya que ¿para que nos vamos a ir con el coche a ver una serie de Netflix en medio de, por ejemplo, un bosque? Seguramente, una vez aparcado el vehículo, podemos encontrar un lugar mejor para disfrutar de una película.

Otra cosa es que el sistema se amplie, se coloquen pantallas en la parte trasera de los asientos o de alguna forma que el conductor no pueda distraerse. Quizás en ese momento empieza a tomar sentido.