El router se ha convertido en un dispositivo imprescindible en cualquier hogar, prácticamente tanto como tener una caldera de gas o un radiador para calentarnos. En cierta medida, para la mayoría de la población, contar con Internet en casa ya es algo básico, como cualquier otro suministro. Y lo que esperamos de un router es simplemente que nos ofrezca un buen acceso a Internet y la señal necesaria en todo el hogar para poder navegar a toda velocidad. En esta ocasión nos hemos fijado en los nuevos router en malla de Linksys, de los que ya sabíamos que podían detectar nuestro movimiento en casa, y funcionar así como un pequeño sistema de alarma. Pero ahora hemos conocido en el CES 2020 que la firma también está dotando a estos router de una curiosa función, y que nos choca bastante para un router, como es la de poder monitorizar nuestra respiración y actividad física.

¿Cómo funciona esta tecnología?

Linksys ha desarrollado junto con la compañía Origin Wireless los Wellnes Pods, que trabajan con cada uno de los nodos que componen una red de Internet en malla, que es lo que nos ofrecen este tipo de sistemas de router. El modelo Velop Tri-Band junto al software Linksys Aware es capaz de rastrear patrones de respiración y de calidad del sueño, lo que implica poder monitorizar de facto la salud de las personas que se encuentran en una sala donde las ondas de estos nodos pertenecientes a una red en malla.

Estos sistemas tienen una utilidad más allá de la simple monitorización física, y es la de poder saber si, por ejemplo, una persona mayor ha podido tener una caída en casa, de la que otra manera no nos podríamos haber enterado. Por lo tanto en conjunción con la detección de movimiento es un sistema que podría aportar seguridad a los miembros del hogar. Para hacernos una idea, Linksys Aware, el sistema de detección de movimiento, suele rastrear la habitación en busca de movimiento unas 30 veces por segundo, mientras que activando uno de los Pods, es capaz de aumentar la frecuencia de rastreo hasta 1.500 veces por segundo, medio por el que se puede incluso detectar el movimiento de nuestro pecho cuando respiramos.

De ahí que este sistema pueda monitorizar nuestra salud simplemente utilizando las propias ondas y frecuencias de la red. Estas características de monitorización física se ofrecerá como algo complementario a la red inicial, a través de estos Wellness Pods, que tendrán un coste adicional. Será algo así como una app o skill con la que podremos añadir funciones de salud a la red doméstica, más allá de que esta se centre en ofrecernos conectividad a Internet. De momento Linksys no ha desvelado el precio de esta opción mensual, el actual servicio de detección de movimiento tiene un precio de 2,99 euros, por lo que podríamos estar hablando de una cifra similar cuando lleguen al mercado estos Wellness Pods. Sin duda un complemento realmente interesante cuando hablamos de un router, que a priori solo debería servir para conectarnos a Internet.