NO GASTE MÁS PASTA EN COMPRAR PASTA

NO GASTE MÁS PASTA EN COMPRAR PASTA

Lava tus dientes sin pasta gracias a la nanotecnología iónica

Un invento japonés permite lavarte los dientes sin usar pasta, aunque tendrás que cambiar de cepillo una vez al mes

Cepillo con tecnología iónica
Cepillo con tecnología iónica | Misoka

Desde el principio de los tiempos el ser humano ha necesitado un cepillo y pasta de dientes para mantener su boca "sana y fuerte”, que dicen los anuncios de dentífricos. Bueno, igual no desde hace tanto tiempo porque resulta difícil imaginarse a los trogloditas lavándose los dientes mientras se tapan con la piel de un bisonte.

Aunque para tu información, los primeros indicios de higiene dental se remontan al año 3.000 a.C. El cepillo y la pasta vinieron un poco después. Es más, el cepillo más parecido al que usamos ahora –los de cerdas de nailon- no apareció hasta finales de  los años '30 del siglo pasado. Le llamaron “cepillo milagro”. Desde entonces ha llovido mucho y hemos llegado hasta los cepillos eléctricos, que para muchos es lo más revolucionario en el mundo de la higiene bucal.

Sin embargo, desde ese hombre de las cavernas la especie ha evolucionado lo suyo y ahora también lo de la higiene dental: acaba de llegar un invento desde Japón y que nos evita incluso tener que usar pasta dentífrica.

El diseñador nipón Kosho Ueshima ha presentado recientemente en la Design Week de Milán su proyecto Misoka, un cepillo que solo necesita agua para limpiar tu linda dentadura.

Aparentemente Misoka es un cepillo al uso, con sus cerditas de nailon y toda la pesca. El secreto está detrás de ellas y en la compañía especialista en nanotecnología Yumeshokunin Co. LTD.

La cerdas son de una milmillonésima de metro de longitud y están cubiertas de nanopartículas de iones minerales que se liberan cuando agitamos el cepillo dentro de un vaso de agua. Entre las bondades de este cepillo está que tendremos una higiene bucal más profunda al tiempo que damos una dosis extra de protección a nuestro esmalte dental, que es la capa que protege nuestros dientes de agresiones externas.

Según su creador el Misoka, además de ayudar a mantener limpios y sanos nuestros dientes, es ideal si queremos eliminar las manchas que los cubren, como las que salen al tomar café o fumar.

Para serte sinceros este cepillo ya tiene una larga trayectoria en Japón, donde ha vendido más de dos millones de unidades. Se comercializa desde 2007, pero ahora su creador quiere traspasar fronteras y la idea es que los europeos y resto de occidentales lavemos nuestros dientes con su iónico invento.

La única pega, por poner alguna, es que hay que cambiar de cepillo cada 30 días porque la nanotecnología del cabezal pierde su efectividad. Al parecer, “misoka” significa en japonés 'último día del mes', así que con el nombre no se han quebrado mucho la cabeza.

Además, el cuerpo está hecho con plástico, así que entre que hay que tirarlo en un mes y lo poco ecológico que parece, lo único que te ahorras es en pasta de dientes.

Por el momento no hay un precio para Europa, pero si aún estás interesado te mantendremos informado.

Begoña Jorques | @bjorques | Valencia | 18/05/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.