La impresión 3D se ha convertido ya en algo bastante habitual en muchos hogares españoles. Estas impresoras se han convertido en algo bastante cotidiano sobre todo porque han reducido su precio hasta tener el precio en algunos casos de las impresoras de tinta tradicionales. Pero no es la única forma que ha tenido la impresión 3D de entrar en nuestras casas, porque hay un dispositivo que quizás no es tan conocido, pero que es perfecto para iniciarse en este mundo de la impresión en 3D. Se trata de lápices basados en esta tecnología de impresión 3D, que nos ofrecen un rendimiento similar, pero con un formato muy distinto, especialmente indicado para los más pequeños.

Lápices 3D para dibujar en relieve

Estos lápices tienen mucho en común con las impresoras 3D, ya que utilizan filamento PCL como el que utilizan esas impresoras. En este caso en lugar de grandes rollos de filamento se trata de unos ovillos más pequeños que contienen un material bastante similar. Lo que hace este lápiz es derretir el filamento de plástico que pasa por el interior de este. Es algo parecido a esas pistolas de pegamento caliente, pero en este caso derritiendo plástico. Lógicamente al derretirse ese filamento de plástico, pasa a ser maleable y se puede dibujar con él. La gran diferencia respecto de un lápiz tradicional es que al enfriarse ese plástico pasa a un estado sólido.

Lápiz 3D | Aerb

Por tanto, con cierta habilidad podemos realizar impresiones, o más bien dubujos en 3D un poco más creativas con ayuda de este lápiz. Por poner un ejemplo, podemos dibujar las piezas para hacer una bicicleta de manera independiente, pintando las ruedas o el cuadro por separado, y luego crear una divertida composición en tres dimensiones con una bicicleta que se podrán mantener de pie por el estado sólido de sus componentes. Como es lógico aquí el único límite lo pone tu imaginación y el ingenio con el que seas capaz de crear objetos con cierto relieve. Lo mejor es que hay muchos modelos en el mercado y con precios bastante asequibles, que rondan de media los 40 euros.

Lápiz 3D infantil | MeDoozy

Tenemos modelos estándar como este, el Aerb 3D Pen, que nos ofrece sin duda un soporte cómodo para dar rienda suelta a nuestra creatividad imprimiendo en 3D. Un lápiz en el que podemos ajustar la velocidad en ocho niveles diferentes. De esta manera el plástico derretido saldrá a más rápido o lento por la boquilla, para adaptarse al dibujo que estemos haciendo. Por otro lado tenemos lápices perfectos para los más pequeños. Este de MeDoozy ofrece un diseño de mascota perfecto para los más pequeños. Además viene con diez colores diferentes de filamento. También trae diferentes plantillas para crear formas en tres dimensiones en pocos minutos. El precio es similar al de otros lápices.

En cuanto a los recambios, podemos comprar filamento a buen precio. Por ejemplo 24 colores diferentes en rollos de tres metros tienen un precio aproximado de 15 euros. Por lo que es una forma de dibujar en tres dimensiones de lo más económica, y una manera ideal de iniciarse en el mundo de la impresión 3D.