Las baterías externas son dispositivos imprescindibles si pasamos mucho tiempo de casa con nuestro Smartphone o cualquier otro dispositivo con un batería que recargar. Gracias a ellas podemos despreocuparnos de tener un enchufe cerca, y podemos conservar la energía almacenada hasta que sea realmente necesaria. En el caso de los iPhone, como cualquier otro dispositivo, podemos aprovecharnos de la conectividad USB a puerto Lightning para cargar con cables desde estas baterías. Pero hay una forma nueva de cargar el iPhone, además de una manera muy cómoda e instantánea, gracias a la nueva batería externa magnética de Apple. Se llama TuffyPack y no solo se vale de que cuenta con tecnología de carga inalámbrica, sino también de un ingenioso sistema de acople al iPhone.

Acerca el iPhone y comienza a cargar

No es ni mucho menos la primera batería externa equipada con carga inalámbrica, pero desde luego sí que es de las que ha implementado el modelo de manera más ingeniosa, para que el uso que hagamos de la batería sea el más sencillo posible. De hecho la batería es magnética, para que se acople fácilmente a la parte trasera del iPhone. Como sabéis, las cargas de este tipo necesitan de un alineamiento determinado para poder comenzar la carga. Y lo mejor de todo es que con esta batería solo tenemos que acercar un poco el iPhone para que se adhiera a su parte trasera justo en el lugar necesario para poder comenzar a hacer la carga.

Por tanto la carga es instantánea, acercamos el iPhone y nos llevamos con nosotros la batería. Además gracias a este aspecto magnético, aunque recibamos una llamada podemos seguir hablando tranquilamente sin temer que la batería se vaya a caer aunque no la estemos sosteniendo, por lo que nos olvidamos por completo de que está ahí, salvo lógicamente porque cuenta con un peso adicional al del iPhone. La capacidad de la batería no es enorme, de 3000mAh, pero nos da para cargar una vez completa el iPhone, lo que ya es bastante. Además esta batería se puede utilizar de varias maneras distintas.

Porque viene con una funda que protege de los golpes al iPhone, mientras que además podemos utilizar esta batería como cargado inalámbrico de sobremesa para cualquier otro dispositivo compatible con este tipo de carga. E incluso podemos dejar reposar sobre ellos nuestros AirPods para cargarlos también sin necesidad alguna de cables. Por tanto es una batería muy versátil, con la que vamos a poder tener siempre a mano energía para nuestro iPhone, sin renunciar a seguir haciendo nuestra vida de manera normal, sin estar supeditada a la necesidad de la batería en un momento concreto, ya que el acceso a la energía es completo.

Además uno de los mejores aspectos de esta batería es su precio, porque en su campaña de Indiegogo podemos encontrarlo sin la funda para el iPhone por 17 euros al cambio. Mientras que la versión con la funda integrada tiene un precio de 22 euros. Las fundas se están entregando este mismo mes de agosto, y hay total garantía de que salga adelante, porque del objetivo inicial de la campaña de 450 euros, ya se han alcanzado más de 12.000 dólares, cuando aún quedan 18 días de campaña.