Puestos a soñar o a imaginar, las patentes de los diferentes fabricantes son una buena manera de palpar la tecnología que viene y todo lo que nos podría ofrecer. Muchas de ellas se convierten en realidad años después, y otras son simples ejercicios de fantaseo que no llegan a ningún lado. Pero mientras esta última situación no se dé, podemos adoptar como futuribles determinadas funciones que las patentes nos desvelan. En el caso que nos ocupa hoy, se trata de una futura correa del Apple Watch que podría permitirnos disfrutar de una nueva forma de identificación a través de la piel, algo así como un Skin ID.

Un nuevo método de identificación

Ha sido el medio Patently Apple el que ha descubierto una nueva patente de Apple centrada en el Apple Watch. Esta muestra una original función para la correa del reloj, un elemento que más allá de lo decorativo en un futuro podría tener una utilidad mayor y crítica en el uso del reloj. En esta patente se habla de un sistema de identificación que podría describirse Wrist ID, y que se compondría de un sensor biométrico integrado en la correa, destinado a obtener un patrón de nuestra piel a través de distintas imágenes.

Apple Watch Series 4 | Apple

Según la propia patente, el sensor biométrico puede contar con píxeles de detección biométrica, así como un procesador destinado a ayudar en la detección del patrón de la piel del usuario a través de los distintos píxeles que identificarán cada uno de los rasgos identificativos de la piel de este. Por tanto, simplemente por este patrón de la piel, podremos acceder al reloj e incluso al iPhone, como si del Face ID se tratara. Ya que si no somos nosotros quienes llevan el Apple Watch en la muñeca, la correa lo detectará a través de nuestro patrón único de la piel.

Apple Watch Series 4 | Apple

Dentro de este patrón puede influir no solo el color y los detalles únicos de la piel, sino también de los cabellos que la recubren, este sería otro de los aspectos que podrían generar y diferenciar a ese patrón. También se han descubierto otras patentes de Apple respecto del Apple Watch, incluso más descabelladas. Como la de una correa que se autoajusta a nuestra muñeca, como las zapatillas de Marty McFly en Regreso al Futuro. Como suele ser habitual con las patentes, hay que tomarlas con mucha cautela, ya que la mayoría de las veces no van mucho más allá de esta fase.

Pero hay algunas que tienen bastante sentido, como en el caso de este sensor biométrico, que se podría convertir en un dispositivo perfectamente viable y sobre todo útil. Porque esa es la clave, no solo imaginar un nuevo gadget, sino que además este sea útil. Y poder identificarnos sin tener que colocar el dedo en el lector de huellas o mirar fijamente al teléfono puede ser algo realmente interesante y sobre todo muy cómodo. Ahora bien, probablemente nos quede mucho tiempo aún hasta que algo así pueda convertirse en realidad, al menos varias generaciones del Apple Watch.