El mundo de los wearables ha evolucionado mucho en los últimos años, hasta convertirse en compañeros inseparables para muchos usuarios que salen a hacer deporte. Esto es algo que se ha normalizado sobre todo cuando hacemos deporte en tierra firme, desde correr a montar en bici por ejemplo. Pero no es algo que se haya prodigado mucho en la natación. Sí que existen muchos wearables resistentes al agua que pueden monitorizar nuestra actividad en la piscina, pero hoy hemos conocido una que nos muestra nuestra actividad en el agua desde una perspectiva distinta, desde las gafas. Se trata de las nuevas Form Swim Googles, una especie de Google glass para nadar.

Características de las Form Swim Googles

Como decimos, hasta ahora ha habido intentos tímidos acerca de implementar wearables para nadar, ha habido diversos dispositivos, pero estos al menos parecen bastante apropiados para poder conocer nuestra evolución nadando y no tener que esperar a salir del agua para comprobar los datos desde nuestro móvil. Lo bueno en este caso es que el wearable tiene dos funciones en una. Por un lado es una gafa de natación tradicional, con las que vamos a poder nadar mientras tenemos completa visibilidad de la piscina. Además de eso, también vamos a poder ver los tiempos en que estamos realizando cada una de las mangas en la piscina, gracias a una pantalla transparente integrada en las propias gafas.

Lo mejor es que las métricas de nuestra actividad en el agua se muestran sin obstruir nuestra visión de la piscina y por tanto no influyen negativamente en nuestro rendimiento dentro de ella. Estas gafas tienen un perfil hidrodinámico de primer nivel, y además están acabadas con materiales de alta calidad. El puente de la nariz viene en cinco tamaños distintos, para que se puedan adaptar perfectamente a nuestra fisionomía y el ajuste sea hermético. Desde la app que podemos instalar tanto en un iPhone como en un móvil Android, podemos personalizar la visión que vamos a tener de las métricas mientras nadamos en la piscina.

Otro aspecto interesante es que la pantalla la podemos colocar tanto en el ojo derecho como en el izquierdo, por lo que podemos ajustarlo a nuestros gustos y necesidades mientras nadamos. Las métricas que son capaces de recolectar estas gafas son las del tiempo por intervalos, el tiempo de descanso, el tiempo total, la frecuencia de las mangas, la distancia nadada, ritmo cada 100 metros, cada 50 metros, la distancia total, las calorías quemadas y un largo etcétera. Estas gafas se conectan mediante bluetooth 4.2 a nuestro smartphone, mientras que su batería ofrece hasta 16 horas de natación. Las gafas se pueden sumergir hasta diez metros en el agua. Estas gafas se acaban de lanzar al mercado, donde llegan a un precio de 199 dólares, unos 175 euros al cambio. Se pueden enviar a España, previo pago del transporte, por lo que puedes hacerte ya con ellas y aprovecharlas este mismo verano. Sin duda una forma distinta de conocer nuestro rendimiento en el agua mientras nadamos y en tiempo real.