Cada cierto tiempo, en cualquier ámbito y en cualquier entorno, las modas se suceden con la misma facilidad que aparecen y desaparecen Recordaréis hace un tiempo, cuando uno de esos típicos gadgets anti estrés, conocidos como Fidget Spinner, se convirtieron en el juguete preferido por parte de pequeños y mayores a todas horas del día. Este objeto nos proponía girar sin final una especie de juguete anti estrés compuesto de un eje y varios contrapesos que permitían giros a velocidades vertiginosas en la punta de nuestros dedos. Ahora hemos conocido en Indiegogo un dispositivo bastante similar en concepto, aunque no en forma, y que sobre todo como novedad aporta la posibilidad de que puede volar, vamos a conocerlo.

Así funciona FlyNova

Aquí ya estamos hablando de un gadget en toda regla, un dispositivo con su propia batería que hay que recargar para poder seguir utilizándolo una y otra vez. Es también un dispositivo que gira sin cesar, pero con la particularidad de que también vuela. Al igual que el Fidget Spinner la diversión comienza girando con el dedo este FlyNova, momento en el que el pequeño motor central de este artilugio comienza a aprovechar la inercia y girarlo a toda velocidad. Su aspecto es como el de un mini dron, ya que su hélice que gira a gran velocidad está rodeada de un protector para que no cause daños ni a objetos ni a personas. Solo tenéis que ver el vídeo para haceros una idea de todo lo que se puede hacer con este dispositivo.

Mientras gira podemos ver cómo se iluminan sus luces RGB de colores, que le dan un toque tecnológico y vistoso a las partidas con este objeto. Una vez en marcha, con este FlyNova podemos hacer cualquier cosa que se nos ocurra, cuando hablamos de hacer acrobacias de todo tipo. Porque podemos pasarlo de unos a otros, hacer juegos de puntería e incluso con las manos dirigirlo de un lado a otro. Por supuesto es un dispositivo capaz de aguantar los golpes más grandes, y solo tenemos que cogerlo por completo con la mano para que deje de girar a gran velocidad. Las acrobacias que podemos hacer son prácticamente infinitas, y nuestra imaginación es el único límite. Se trata eso sí de un dispositivo que debemos cargar de vez en cuando.

De hecho unos 15 minutos de carga rápida nos dará la posibilidad de poder disfrutar de su vuelo durante 10 minutos ininterrumpidos. Así que podríamos considerar este dispositivo como una especie de pequeño minidron que podemos controlar con nuestras propias manos. Sin duda uno de los efectos más divertidos es el del boomerang, con el que podemos enviar y recibir de vuelta este FlyNova rápidamente. Aunque lo más divertido es compartir las partidas con otros jugadores que porten otro de estos dispositivos. Además es un “juguete” que no es demasiado caro, ya que podemos comprarlo en su campaña de Indiegogo en la que ya está arrasando, por unos 22 euros al cambio. Además se están entregando ya este mismo mes de noviembre.