TecnoXplora » Gadgets

CONTROLA TUS MOVIMIENTOS DESDE TU MUÑECA

Fitbit Flex, así es el monitor de actividad superventas

Es uno de los monitores cuantificadores más vendidos, y esi es lo mejor y a la vez lo peor de esta pulsera que espiará todos tus movimientos.

Fitbit Flex, el espía perfecto para todos tus movimientos

TecnoXplora Fitbit Flex, el espía perfecto para todos tus movimientos

Publicidad

Durante el CES, el gran evento de tecnología que nos muestra todos esos aparatos que veremos durante este año, destacaron una gran lista de sensores que estarán pegados a tu cuerpo. Eso fue en enero.

Apenas unos meses después los cuantificadores o los sensores de movimientos que puedes 'vestir' ya no son una novedad. De hecho, son un producto más extendido de lo que uno puede pensar, quizá porque la mayoría ya tienen un diseño con el que son capaces de pasar desapercibidas por su similitud con pulseras tradicionales.

Una de las pulseras que más destaca en ese campo y que ha tenido mayores ventas en España es Fitbit Flex, y lo es gracias sobre todo al boca a boca, porque en España su nivel de publicidad se basa en lo que algunos blogs de tecnología y entendidos en Twitter pueden decir del producto.

¿Qué hace?

Flex es una elegante pulsera que registra tu actividad diaria. Decimos elegante porque es una de las más simples que puedes encontrar a la venta.

Cuando colocas el sensor dentro de una de las pulseras (porque hay diferentes colores que puedes comprar) y la colocas en tu muñeca, podrás empezar a revisar desde tu móvil como estás moviéndote. Piensa en Fitbit Flex como un sensor que va a contar tus pasos y tu movimiento hagas lo que hagas. En serio: cualquier cosa que hagas, pero de una forma en la que no te vas a enterar.

¿Subes escaleras? Fitbit guardará cuántos pisos has subido ¿Corres algunos kilómetros antes de ir al trabajo? Fitbit identificará cuando estás corriendo para que sepas los kilómetros y calorías quemadas. Incluso si juegas al billar o usas tu Xbox o Wii en un juego en el que tengas que mover Fitbit registrará y entenderá estos movimientos, todo para que sepas cuántas calorías has quemado.

Pero no te engañes, aunque verás que tus movimientos hacen bajar tus calorias quemadas, tienes que ser sincero en un aspecto importantísimo: deberás añadir toda la comida que ingieres en un día e incluso cuánta agua bebes.

Son todos estos datos reunidos los que Fitibit usará para mostrarte en una gráfica y en datos simples que lo que tú crees es poca actividad, en realidad tiene un gran impacto en tu salud.

width="580"

¿Qué pretende?

Quizá creas que subir las escaleras del Metro todos los días no es hacer deporte, incluso quizá creas que moverte a la fotocopiadora a recoger unas impresiones no tiene un impacto en tu salud. Bueno, el impacto es mínimo, pero existe.

Lo bueno de Fitbit es que verás ese impacto que tienen los pequeños movimientos y, al ver cómo crecen tus pasos diarios, querrás seguir. Créeme, con una pulsera como esta, cuando antes evitabas subir escaleras ahora querrás subirás tan solo porque representan una serie de pasos y de puntos.

Fitbit Flex también es capaz de registrar tus ciclos de sueño. Si la llevas puesta toda la noche podrás ver en una gráfica el tiempo que pasas dormido, con sueño ligero e incluso las partes de la noche en la que estás más activo o despierto. Es una buena forma de conocer el tiempo real que pasas durmiendo.

Pero es vital que encuentres contactos con Fitbit. Ya sean tus amigos o tus contactos en redes sociales, gran parte de la importancia de Fitibit es que podrás competir. Y competirás. Quizá no ganes, pero el sentimiento de superar a un conocido en pasos diarios es extrañamente satisfactoria.

Así te ayuda Fitibit Flex, superándote poco a poco en hacer algo más de actividad, quizá no harás deporte, pero te moverás más.

width="580"

¿Cómo es?

Tiene una pequeña pantalla con cinco puntos de luz. Estos puntos indican tu progreso en tiempo real del objetivo diario que te propones. Por defecto son 10.000 pasos. Incluye un pequeño motor en su interior que vibra al llegar a tus pasos indicados, pero que también sirve como alarma que puedes configurar desde tu smartphone o desde el panel web.

La pulsera tiene dos partes, una es el sensor en sí que es una pequeña cápsula que puedes quitar de la correa de silicona. El sensor es el que tendrás que sacar para recargar su batería, que es de algo más de una semana.

La correa es de silicona y tiene un enganche de plástico que se incrusta en sus agujeros. Es un sistema muy simple aunque es bastante incómodo de ponértela hasta que logras sujetar ambas correas. Requiere cierta maña colocártela y es algo que Fitibit tiene que mejorar.

Pero mientras es incómoda para manejarla, es muy cómoda de llevar: apenas sientes que la llevas puesta. Fitbit Flex es muy ligera, mucho.

Cuesta 99,95€. Además, puedes comprar por 29,95€ un pack de tres pulseras de silicona de diferentes colores, por dar un toque de color y así puedas combinarlo con diferente ropa.

Publicidad