La semana pasada conocíamos la marcha de Apple de jony ive, el diseñador de la gran mayoría de los dispositivos icónicos de Apple. Entre ellos el iPod, un dispositivo que la competencia copió masivamente en el cambio de siglo. Ahora el iPod, aunque sigue en la gama de Apple, es muy diferente de aquel que se caracterizaba por una gran rueda que nos daba acceso a todos los menús, opciones y al control multimedia de lo que estábamos reproduciendo. Ese diseño sigue inspirando muchos productos, como el que os traemos hoy, un curioso stand para el Apple Watch que lo transforma en un iPod, al menos en apariencia.

Un curioso stand para cargar el Apple Watch con un toque retro

Se trata de un nuevo stand de elago, una firma que se caracteriza por crear los accesorios más curiosos para el Apple Watch, sobre todo cargadores y fundas de las formas y diseños más dispares. En este caso como decimo se trata de un cargador que nos ofrece una carga inalámbrica, no hay más que colocar dentro el Apple Watch para que comience la carga al instante, aunque lo más interesante se puede apreciar desde fuera.

El curioso diseño de este cargador para el Apple Watch | elago

Porque con el aspecto de este stand y su diseño, podemos ver como la pantalla del Apple Watch se encaja en el mismo lugar que quedaría la pantalla del iPod. Como podéis ver, la pantalla queda perfectamente encajada dentro de hueco para ella dentro del diseño del iPod de reducidas dimensiones. Como podéis imaginar, los botones que se ven debajo, en la rueda, son solo estéticos, no tienen ninguna función, aunque nos hubieran encantado que pudieran controlar la reproducción de la música en el Apple Watch, lo que les hubiera convertido en una auténtica reproducción del iPod original.

Si el elago W5 stand recreaba el diseño de la mítica Gameboy, o el stand W3 el del Apple II, en este caso es el stand W6 el que se gusta mostrando un diseño al más puro estilo del iPod clásico. Este stand es compatible con los Apple Watch Series (Series 1/ Series 2/ Series 3/ Series 4, 38mm, 40mm, 42mm, 44mm) por lo que todos esos quedarán perfectamente ajustados a la pequeña pantalla de este diminuto iPod. Como podéis ver hay dos modelos que rememoran dos diseños icónicos del iPod, como es el de color blanco clásico de Apple, y aquel que mezclaba el color negro con el rojo, que también marcó tendencia en el mercado. En cualquiera de los casos, es una auténtica pieza de coleccionista que puede quedar estupendamente en nuestro escritorio. Como podéis ver este stand está construido en silicona, por lo que es además resistente a arañazos o golpes accidentales. Un stand que no es para nada caro, y que tiene un precio de 15 dólares. Desde luego es una manera muy vintage de cargar el Apple Watch, y de darle un toque original a la mesilla de noche o el escritorio donde trabajamos.