CON UN PECULIAR SONIDO MONO

Con este pequeño tocadiscos retro puedes grabar tus propios vinilos

El dispositivo se puede combinar con los pequeños sintetizadores de Pocket Operator.

PO-80

PO-80 Pocket Operator

Publicidad

El vinilo sigue teniendo mucho tirón en el mercado, si lo comparamos sobre cómo era hace una o dos décadas, cuando este formato estaba completamente arrinconado por las descargas digitales y en menor medida los CDs. Pero cada año crecen más las ventas de vinilos, y de hecho ya es el formato físico en el que podemos encontrar más discos en la actualidad en las tiendas, por encima precisamente de los CDs. Y esto a su vez favorece la proliferación de reproductores de vinilos y de otros sucedáneos como el que conocemos hoy. Y es que se trata de un curioso reproductor que también puede grabar sus propios vinilos desde una fuente externa, y viene directamente desde uno de los fabricantes de productos de sonido más innovadores del mercado.

Así es el Record Factory PO-80

En los años 70 y 80 se hicieron populares unos pequeños tocadiscos de Fisher Price que eran capaz de grabar sonido, algo que volvía locos a los más peques de entonces. Y este nuevo dispositivo de Pocker Operator sin duda se basa en ellos. Comenzando por el diseño, que no podía ser más retro. Con ese clásico color naranja predominando y combinando con el color blanco. Unido a esa tipografía retro de “Record Factory” nos da un aspecto sin duda único que puede convertir también este tocadiscos en un excelente elemento de decoración en nuestra casa.

PO-80
PO-80 | Pocket Operator

Pero el principal atractivo de este tocadiscos es que nos permite crear nuestras propias grabaciones en vinilo. Eso sí, no esperemos un sonido de alta fidelidad, sino que de manera premeditada presume de un audio de calidad Lo-Fi, que es capaz de recrear el sonido de esos vinilos más antiguos. Cuenta con un pequeño altavoz, a través del cual escucharemos los vinilos en un perfecto sonido mono. Este puede grabar y reproducir discos de vinilo de 5 pulgadas para ofrecer un sonido analógico como los de antes.

PO-80
PO-80 | Pocket Operator

Además, podemos grabar también desde una fuente externa, solo hay que conectarla al conector de 3.5mm minijack para comenzar a añadir nuestros propios sonidos. Los de Pocket Operator lo han hecho también para combinar este dispositivo con sus pequeños sintetizadores, de tal forma que podamos grabar esas creaciones en los vinilos. Dentro del nuevo tocadiscos encontraremos también 10 vinilos listos para ser grabados y personalizados por nosotros mismos. También tenemos una funda para protegerlo. Un tocadiscos que se alimenta a través de un puerto USB, por lo que en este aspecto es extremadamente compatible con otros de nuestros dispositivos y sus cargadores. Ya se puede comprar en la web oficial de Pocket Operator por un precio de 149 euros, que desde luego nos parece bastante ajustado para una auténtica pieza de colección como esta.

Pocket Operator es una empresa conocida por sus sintetizadores de bolsillo. Estos ya se han convertido en gadgets célebres, capaces de crear música desde cero en unos pocos segundos mientras disfrutamos de divertidas animaciones en clásicas pantallas LCD al más puro estilo de las “maquinitas” de los 80. La idea es la de complementar estos sintetizadores con los vinilos para crear piezas de música únicas.

TecnoXplora » Gadgets

Publicidad