Si algo nos preocupa a muchos durante estos días es desinfectar. Una palabra que ha colocado en la cresta de la ola la pandemia de COVID-19. Son muchas las precauciones que debemos tomar para poder mantenernos libres del virus, y lógicamente la de desinfectar nuestro entorno es una de ellas. Uno de los objetos que acumulan más agentes nocivos a lo largo de los días son nuestros teléfonos móviles, y como ya os contamos hace unos días, existen cajas de rayos ultravioleta que nos permiten desinfectar al instante un teléfonos móvil. Hoy os traemos una caja de este tipo que además tiene la funcionalidad de cargador inalámbrico, y todo ello de la mano de Xiaomi.

Características del Desinfection Box Wireless Charging de Xiaomi

Esta caja se diferencia de la mayoría que podemos encontrar en tiendas como Amazon en que tiene un diseño mucho más pulido, y además de eso, se nota que es un accesorio desarrollado con cierto gusto, siendo un objeto que puede quedar bien en cualquier lugar de nuestra casa. Una caja de color blanco, que puede pasar perfectamente por un joyero. Pero que es capaz de desinfectar objetos de todo tipo, no solo teléfonos móviles. Esta caja es capaz de acabar con los virus que haya posados en la superficie de nuestro teléfono en apenas 15 minutos. Consiguiendo un 99% de esterilización en la mayoría de casos.

Desinfection Box Wireless Charging | Xiaomi

Esta caja se cierra al comenzar el proceso de manera automática y a la inversa también, es capaz de abrirse cuando ha terminado de hacerlo, para evitar cualquier daño que pudiéramos sufrir como consecuencia de la potente luz ultravioleta que despide este dispositivo. Una caja en la que podemos meter todo tipo de objetos pequeños, como wearables, pulseras, relojes, anillos, o auriculares. Objetos al fin y al cabo que llevamos pegados al cuerpo y que podrían transportar los virus fácilmente.

También es un cargador inalámbrico

Esta caja también integra uno de estos cargadores sin cables. De hecho solo tenemos que dejar el teléfono sobre la caja para que este comience a cargarse de manera automática al detectar la superficie de carga. Esta tiene una potencia de 10W, que es bastante para una carga sin cables. Es algo más de la mitad de la velocidad a la que se carga un iPhone cuando lo hace mediante cables. Por lo que además es un dispositivo con una doble función, lo que le hace mucho más útil. Una caja que por sus características no se va a quedar arrinconada, ya quees un gadget ideal para colocarlo en la entrada de nuestra casa para desinfectar todos nuestros objetos cuando llegamos a ella después de un día en el que hemos podido convivir con el virus.

Además si podemos cargar el teléfono sin cables, la utilidad es mucho mayor. Un dispositivo que además no es excesivamente caro. Ya que podemos comprarlo en las tiendas chinas a un precio inferior a los 40 euros, por lo que es una buena inversión que seguro que a lo largo de los próximos años va a tener un uso intensivo, porque aunque el virus desaparezca, si esterilizar se convierte en algo cotidiano, lo más normal es que lo sigamos haciendo.