Cada vez contamos con más dispositivos en casa que cuentan con un batería que recargar todos los días. Ya sea un smartphone, un ordenador portátil, un smartwatch, unos auriculares, todos llevan una batería que recargar, y en muchas ocasiones además son compatibles con carga inalámbrica, por lo que además podemos cargarlos si cables. Por tanto, sería increíble poder contar con muebles capaces de cargar nuestros dispositivos sin necesidad de tener que conectarlos a ningún cable, simplemente se cargan mientras lo usamos, en contacto con la mesa. Pues bien, esa mesa ya existe y se llama Norm desk.

No es una mesa de escritorio más

Así es, porque mientras que la práctica totalidad de las mesas para trabajar o estudiar, de escritorio, se diferencian entre sí por el diseño y los materiales en que están acabadas, en este caso nos encontramos con una mesa de funciones únicas, que solo hemos visto por asomo, y no tan bien realizadas, en una colaboración entre Xiaomi e IKEA. Pues bien, este Norm Desk es una mesa que integra en su tablero multitud de cargadores, que nos permiten cargar los dispositivos de diferentes maneras, pero siempre primando la comodidad mientras trabajamos. El primer apunte que hay que hacer es que se trata de mesas completamente ajustables, que nos permiten colocar la mesa a la altura que mejor se adapta a nosotros. Podemos hacerlo desde el móvil, gracias a la conectividad inalámbrica, lo que sin duda añade aún más comodidad a este tipo de mesa para trabajar. También cuenta con unos botones bajo la mesa que permiten hacer el ajuste.

Varios dispositivos cargando sin cables | Norm

Pero sin duda lo mejor es lo que está integrado en el tablero, que no son otra cosa que multitud de cargadores para nuestros dispositivos. En primer lugar cuenta con tres cargadores inalámbricos, con los que podemos cargar cualquier dispositivo compatible con este tipo de carga, normalmente dispositivos pequeños, como teléfonos móviles, smartwatch o auriculares similares a los AirPods 2. Estos cargadores se encuentran en la parte derecha de la mesa, y se identifican por unos símbolos que se iluminan en el tablero de color blanco, y que identifican el lugar donde debemos colocar los dispositivos para que estos se carguen sin cables.

Diferentes conectores con los que cuenta | Norm

También integra diferentes enchufes en el tablero, aunque lo malo en este caso, es que al ser un producto que se vende solo en Estados Unidos, cuenta con los conectores habituales en ese país, por lo que si la importas, tendrás que utilizar adaptadores. Para lo que no necesitarás adaptadores será para los dos puertos USB con los que cuenta, completamente integrados en el tablero, y donde puedes cargar cualquier dispositivo compatible, prácticamente la mayoría. Uno de los puntos curiosos de esta mesa es que la altura como decíamos se puede ajustar, pero Las patas están fabricadas en una aleación de aluminio, y como podéis imaginar, la calidad de los acabados es de primera. Igual que su precio, que es de nada menos que 999 dólares. El punto negativo es que de momento solo está disponible en Estados Unidos, pero es posible que la veamos pronto también en Europa.