Las mascarillas se han convertido para bien o para mal en nuestra mejor aliada para poder luchar contra la expansión del coronavirus, para protegernos y para proteger a los demás. Y aunque en poco tiempo nos hemos acostumbrado a llevarlas porque entre otras cosas no hay otra alternativa, poco a poco vamos conociendo nuevas alternativas que buscan hacer de esta medida de contención de la expansión del virus en algo más llevadero. Si hace unos meses os contábamos que Xiaomi ya trabajaba en una mascarilla capaz de auto limpiarse y con conectividad móvil, ahora nos hacemos eco de unas mascarillas que han llegado al lugar de cowdfunding Indiegogo, y que nos permiten llevarlas de una manera menos invasiva y dejando a la vista nuestro rostro.

Una mascarilla que se auto esteriliza

Se trata de LEAF, una nueva mascarilla que nos permite enfrentarnos a los virus de una manera diferente, ya que se trata de una mascarilla inteligente que nos llama la atención primero por su construcción y acabado transparente. Esta mascarilla está fabricada en materiales reciclables, y cuenta con un sistema de auto esterilización basado en la luz ultra violeta, a la vez que el filtro HEPA es capaz de contener el acceso del virus a través de ella. Por tanto a la vez que la estamos utilizando, se esteriliza de manera continua y además es mantiene a raya a los virus, bacterias y partículas en el aire.

Leaf Mask By Alex Lightman from Redcliffe Healthcare on Vimeo.

Una de las principales ventajas de la auto esterilización esta mascarilla es que permite extender el uso de los filtros durante todo un mes, lo que es mucho más de lo que nos ofrecen las máscaras de este tipo similares. Hay tres modelos diferentes de mascarillas LEAF, todas ellas cuentan con el diseño transparente y flexible, con el filtro HEPA. En el caso de la LEAF UV se añade la auto esterilización mediante rayos ultra violeta, mientras que en el modelo más sofisticado, la mascarilla LEAF Pro, podemos controlar el funcionamiento de la mascarilla desde un móvil Android o iPhone, así como conocer cuál es la calidad del aire actual, así como los niveles de CO2. Además podemos elegir el color de los componentes de la mascarilla para adaptarla a nuestros gustos.

Lógicamente no estamos hablando de mascarillas baratas, porque hay mucha tecnología en ellas, y no pretenden serlo desde luego. El precio de la mascarilla básica es de 43 euros al cambio, mientras que la versión LEAF UV el precio es de 78 euros cambio, y por último LEAF Pro con el control mediante el smartphone tiene un precio de 175 euros al cambio. Lo bueno es que lejos de lo que suele ocurrir en este tipo de campañas de crowdfunding la entrega para quienes apoyen el proyecto es prácticamente inmediata. Porque estas mascarillas se comenzarán a enviar a sus propietarios a partir del próximo mes de julio, lo que sin duda nos da también bastante confianza acerca de lo avanzado del proyecto y sus posibilidades de que sea un dinero bien invertido.