TecnoXplora » Gadgets

Gadgets

España anuncia su propio índice de reparabilidad para móviles y otros dispositivos

El Ministerio de Consumo anuncia un índice que deberán mostrar los fabricantes en sus dispositivos nuevos

Un iPhone averiado

Photo by Anton Maksimov juvnsky on Unsplash Un iPhone averiado

Publicidad

Hace unas semanas os contábamos que Apple había comenzado a mostrar en Francia su propio índice de reparabiliad. Este formaba parte de una directiva europea que busca que los países miembros combatan la obsolescencia programada con una serie de índices que informen a los usuarios de lo sencillo que es reparar o no un determinado dispositivo. A lo largo de los años muchos de estos se han prestado a cierta polémica acerca de si los propios fabricantes limitan la vida de sus dispositivos, para reducir los tiempos de reemplazo por otro nuevo. Algo que se combatirán políticas como la anunciada ahora por el Ministerio de Consumo, que obligará a los fabricantes en España a etiquetar los dispositivos con este índice.

Aumentar la cobertura y derechos de los consumidores

Un anuncio que se hace con motivo del Día Mundial de los Derechos de las Personas Consumidoras, que busca lógicamente asegurar esos derechos y darles mayor cobertura con esta nueva normativa. Una nueva normativa que ha anunciado el Ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante una conferencia organizada por Nueva Economía Fórum, que se ha desarrollado con motivo de este Día Mundial. La reparabilidad representa a una de las dos líneas de trabajo que está desarrollando este Ministerio, junto con el de la promoción de hábitos beneficiosos para la salud.

El índice que muestra la facilidad de reparación | App Store en Francia

Por tanto como ya hemos visto en Francia, ahora cuando compremos un nuevo dispositivo, como por ejemplo un teléfono móvil, veremos una etiqueta junto a sus especificaciones donde se mostrará el índice de reparabilidad. Este mostrará un máximo de 20 puntos. Para calcular el índice y por tanto la puntuación se toman en consideración distintos aspectos relativos al dispositivo. Como la información que proporciona el propio fabricante para reparar y desmontar el producto, por ejemplo un teléfono móvil. Otro de los aspectos que se tienen en cuenta son la disponibilidad de piezas de repuesto, la relación entre el precio de estas piezas y el del propio producto.

También se tomarán en cuenta otros aspectos más concretos como los de la categoría AEE (asistencia y facilidad en el reinicio de software). Serán los propios fabricantes e importadores de los productos los que calculen estos baremos y los muestren junto a las especificaciones de los dispositivos. Por supuesto para que no haya índices adulterados que beneficien a las empresas estos podrán ser supervisados por las autoridades de Consumo y de Vigilancia de Mercado. Hay distintas razones para promover este índice de reparabilidad, como ha explicado el Ministro.

Ya que con él se puede favorecer que se saque el máximo partido de los dispositivos y también se contribuye a que se generen menos residuos y emisiones, al alargar la vida útil de los productos. Porque ese es el principal objetivo de todo este índice, ayudar a los consumidores a conocer de primera mano si el producto que están comprando tendrá una vida útil prolongada, o si existirán más riesgos de que la dificultad para repararlo nos obligue a cambiarlo por uno nuevo antes de tiempo, o al menos antes de lo que consideramos como aceptable.

Publicidad