TecnoXplora » Gadgets

EXPERIMENTOS CON MONOS

Un ensayo de Neuralink, de Elon Musk, es demandado por maltrato animal

El Comité de Médicos por una Medicina Responsable de Estados Unidos ha interpuesto una demanda a la Universidad de California en Davis, que colaboraba con la empresa del magnate. Señala, además, que a los primates se les administró una sustancia sin aprobar.

Mono

Juan Rumimpunu para Unsplash Mono

Publicidad

Neuralink fue fundada en 2016 por Elon Musk y más socios para intentar conectar el cerebro humano a un ordenador mediante un chip. En su objetivo le acompañaba la Universidad de California en Davis, UCA, que recibía su financiación para los experimentos. Por el camino no les ha faltado fama, pero tampoco las críticas, como las que protagoniza ahora el ensayo: animales maltratados y mutilados.

El Comité de Médicos por una Medicina Responsable de Estados Unidos, PCRM, ha interpuesto una demanda a la Universidad de California en Davis, colaboradora de Neuralink, por estos hechos. Esta organización sin fines de lucro, que aboga por la investigación y educación médica sin sufrimiento animal, ha llegado a tal conclusión después de analizar casi 600 páginas de documentos y registros veterinarios del experimento.

Estos datos han sido obtenidos por medio de una solicitud de transparencia dirigida a la Universidad de California en Davis, US Davis, de la que se ha extraído que los 23 primates participantes en el ensayo fueron maltratados y, en concreto 15, murieron durante el mismo. Para llevar a cabo este experimento, la UC Davis recibió más de 1,4 millones de dólares de Neuralink.

La demanda ha sido interpuesta al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, USDA, con motivo de las violaciones a la Ley Federal de Bienestar Animal del país. Estas acusaciones están relacionadas con los experimentos para intentar introducir chips en los cerebros de los primates con la intención de conectarlos a un ordenador.

El PCRM señala en su queja que ni Neuralink ni la UC Davis dieron atención veterinaria adecuada, además de utilizar una sustancia no aprobada, conocida como 'bioglue' que, según la ONG, "mató a los monos al destruir partes de sus cerebros". Además, incluyen en la demanda que no proporcionaron tratamiento psicológico a los primates y que estos fueron enjaulados solos.

Respecto a los implantes, el comité habla de que Neuralink y la UC Davis se los atornillaron con tornillos de acero al cráneo, lo que produjo "traumatismos faciales" y convulsiones a los animales, además de infecciones recurrentes en los lugares implantados. En algunos casos, el PCRM señala que algunos monos fueron sacrificados incluso antes de utilizarlos en el experimento.

Publicar fotos y vídeos

El PCRM ha interpuesto la demanda, pero también ha presentado un segundo requerimiento de registros públicos en el Tribunal Superior del Condado de Yolo, en California, para obligar a la universidad a publicar vídeos y fotografías de los experimentos.

Sin embargo, la UC Davis se ha negado a publicar este material multimedia. En su defensa, ha alegado que los registros pertenecen a Neuralink, una empresa privada que no está sujeta a la Ley de Registros Públicos de California. Asimismo, el Comité argumenta que el trabajo realizado y los materiales creados en las instalaciones públicas están sujetos a la Ley de Registros Públicos de California y deben divulgarse.

La respuesta de Neuralink

La respuesta por parte de la empresa de Elon Musk no se ha hecho esperar. Lo primero que han querido aclarar es que, entre 2017 y 2020 se practicaron cirugías a cadáveres de primates que se habían sacrificado con anterioridad por otro experimento y a otros monos que tenían una "enfermedad preexistente", detallan en un comunicado.

La empresa ha negado toda violencia o maltrato a los animales, además de recordar que las acusaciones "provienen de personas que se oponen a cualquier uso de animales en la investigación".

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cosas que podríamos aprender de los primates (y otras que no)

Publicidad